Sospechoso de complot terrorista en Los Ángeles fue expulsado del ejército

Domingo expresó en internet su apoyo a la "guerra santa", y su disposición a "convertirse en mártir"

Sospechoso de complot terrorista en Los Ángeles fue expulsado del ejército
La oficina del fiscal, el FBI y el Departamento de Policía de Los Ángeles consideraron que el arrestado planeaba una "trama de terrorismo escalofriante".
Foto: FBI

El veterano de guerra quien fue arrestado este viernes por planear ataques terroristas en muelles y autopistas de Los Ángeles, fue expulsado de las fuerzas militares de Estados Unidos por una “ofensa seria”, según el reporte de Associated Press.

El detenido residente, de Reseda, California, había trabajado en el pasado como soldado de Infantería y posee experiencia en combate en Afganistán.

Según el informante quien prefirió permanecer en el anonimato, Mark Domingo, violó el “Código Uniforme de Justicia Militar” y fue expulsado antes de completar su período de alistamiento, sin embargo no se proporcionaron más detalles sobre los hechos.

Complot para sembrar terror

Mark Steve Domingo, de 26 años, fue arrestado después de que un agente encubierto del FBI contactara con el sospechoso y le entregara una bomba desactivada, que él pensaba que podía funcionar y que sirvió para localizarle.

“Esta investigación interrumpió con éxito una amenaza muy real, planeada por un soldado de combate entrenado y que en repetidas ocasiones declaró que quería causar el mayor número de víctimas”, aseguró el fiscal del Distrito Central de California, Nick Hanna.

La oficina del fiscal, el FBI y el Departamento de Policía de Los Ángeles consideraron que el arrestado planeaba una “trama de terrorismo escalofriante”.

De acuerdo a documentos judiciales, Domingo expresó en varios mensajes en internet y a una fuente del FBI “su apoyo a la yihad (guerra santa) violenta, un deseo de buscar un castigo por los ataques contra musulmanes, y una disposición a convertirse en mártir”.

Tras sopesar varios blancos posibles como judíos, iglesias y policías, el sospechosos decidió detonar una bomba en un evento ocurrido el pasado fin de semana en Long Beach, California.

De hecho, el arrestado pidió a un cómplice, que colaboraba con el FBI, que buscara a alguien que fabricara bombas, señaló la fiscalía, que agregó que Domingo compró la semana pasada cientos de clavos para emplearlos como metralla dentro del artefacto explosivo.

El escrito judicial recoge que Domingo publicó en internet una vídeo profesando su fe en el islam el pasado 2 de marzo y al día siguiente publicó otro, donde aseguraba que “EE.UU. necesita otro evento como Las Vegas”, en referencia al tiroteo en esta ciudad de octubre de 2017.

Tras el atentado contra dos mezquitas en Christchurch (Nueva Zelanda), a mediados de marzo, el acusado señalaba en otro mensaje que “debía haber un castigo” por ese ataque.

Si es declarado culpable de los cargos de buscar apoyo material y de intentar perpetrar un ataque podría enfrentar una sentencia máxima de 15 años en prisión, aseveró el Departamento de Justicia.

Con información de EFE