Protestan propuesta de extender el horario para servir alcohol

Un grupo de organizaciones y activistas pide que no cambien el límite para clubes y bares
Protestan propuesta de extender el horario para servir alcohol
Erick Hernández, de 3 años, llegó con su mamá para protestar la SB 58. / Virginia Gaglianone
Foto: La Opinion

El jueves por la mañana, una coalición de organizaciones y activistas se dieron cita frente a la oficina del Asambleísta Miguel Santiago para protestar en contra de la propuesta SB 58 que permitiría que los bares de diez ciudades del sur de California permanezcan abiertos hasta las 4:00 a.m. El horario permitido hasta el momento es hasta las 2:00 a.m.

La iniciativa SB 58 fue introducida por el Senador Scott Wiener, en diciembre de 2018. Los asambleístas Wendy Carillo, Reggie Jones-Sawyer, Chad Mayes y Jay Obernolte son también co-autores de la medida.

María Palacios, madre de un niño de 3 años de edad y de mellizos de 11, fue una de las activistas que se hizo presente para oponerse a la legislación.

“Extender el horario para servir alcohol va a traer más choques de autos. Y los llamo ‘choques’ y no ‘accidentes’ porque se producen cuando el conductor tomó alcohol”, indicó la madre y miembro de la organización de seguridad peatonal “Calles Seguras, Familias Sanas“.

“Vender más alcohol también causa más violencia doméstica, porque los hombres llegan borrachos a la casa y maltratan a sus esposas”, agregó Palacios.

Según el Centro de Control de Enfermedades (CDC), las muertes anuales relacionadas al uso de alcohol, en California, ascienden a más de 10,500 muertes y 35,000 millones en costos.

El programa piloto propuesto por SB 58 permitiría que se sirva alcohol hasta las 4:00 a.m., en lugar de hasta las 2:00 como hasta ahora, en las siguientes 10 ciudades: San Francisco, Oakland, Sacramento, Los Ángeles, West Hollywood, Long Beach, Cathedral City, Coachella, Palm Springs y Fresno.

Representantes de The Wall Las Memorias se oponen a la medida. /Virginia Gaglianone

Andrés Magaña, vocero de The Wall Las Memorias, explicó que la propuesta afectaría negativamente a la comunidad LGBTQ.

“En nuestra comunidad, muchas personas recurren al alcohol, como una manera de automedicarse, para combatir la depresión y otras enfermedades mentales. Para nosotros un asunto de seguridad en general”, explicó.

Brenda Villanueva, de la Alianza de políticas de drogas y alcohol explicó que a las 4:00 a.m. muchas personas, entre ellos camioneros o conductores de autobuses escolares, ya comienzan su labor y coincidiría con las horas en las que manejan conductores ebrios saliendo de los bares.

Activistas protestan frente a la oficina de Santiago./ Virginia Gaglianone

 

“La medida sólo beneficiaría a la industria de alcohol y a los bares, pero tiene un alto costo para la comunidad, por ejemplo el costo de ambulancias, o la necesidad de policías”, señaló Villanueva.

No todos los presentes se oponían a la SB 58. Según Herbert Herrera, quien trabaja en una agencia de fianzas y está a favor de la propuesta, esta le daría un “levantón a la economía”.

“Si fuese 1980, todavía, pero los tiempos han cambiado. Hoy tenemos Uber y Lift que pueden conducir a las personas que han bebido”, opinó Herrera. “Es cuestión de sentido común. Las rentas están altísimas, yo por ejemplo tengo dos trabajos.  Cualquier oportunidad de trabajo, me da esperanza. Hay que abrir los ojos y decir que sí a cualquier oportunidad de empleo que surja de mantener los lugares abiertos por dos horas más. Después de todo, ¿por qué sí se puede en Las Vegas y no en Los Ángeles?”, agregó

Entre las organizaciones que se oponen a la propuesta figuran la Alianza de políticas sobre el alcohol en California (CAPA), Madre en contra de conductores ebrios (MADD), Madres que luchan, Pueblo y Salud y The Wall Las Memorias, entre muchas otras.