El dragón de komodo, la especie que podría desaparecer por invadir su isla

Conoce al dragón de komodo y dale una oportunidad

El dragón de komodo, la especie que podría desaparecer por invadir su isla
Dragón de komodo / Créditos: Fotógrafo K Jorgen vía Getty
Foto: K Jorgen / Getty Images
Regreso a Clases

No escupen fuego, no vuelan ni llevan a una khaleesi a cuestas; sin embargo los dragones de komodo son reptiles sumamente maravillosos, impactantes y peligrosos, tanto como los seres mitológicos que hemos visto en series y películas. Hablamos del dragón de komodo.

Ellos miden hasta 3 metros de largo y llegan a pesar 90 kg. Corren hasta 30 km por hora, por lo que sus presas como venados o animales acuáticos son atrapados por él, los muerde y les inyecta anticoagulante con veneno en las heridas, las víctimas se desangran y mueren en medio de una dolorosa agonía.

Esta bestia, como lo conocen muchos científicos, inspiró a King Kong y ha sido una de las especies más temidas, pero, desafortunadamente, desde principios de 1900 los cazadores los atrapaban y era una forma de mostrar estatus. Eran un trofeo y de pronto, se convirtieron en una especie vulnerable. Por lo que en 1980, Indonesia creó el Parque Nacional Komodo que abarca varias islas que cuentan con las condiciones para preservarlo.

Desde entonces, según la BBC cerca de 3 mil ejemplares vivieron en ese espacio salvándose de la extinción; no obstante, con los años y los cambios climáticos, las hembras que ponen huevos son muy pocas y por ende, la reproducción es mínima.

Algunos de ellos han salido de su hábitat y la especie humana los roba, mata y vende las pieles; aunado a ello, suelen ser sensibles ante los cambios en el clima, tan es así que se atacan entre sí. Aún con eso, los escasos huevos han dado nuevos dragones, pero parte del problema es la preservación de otras especies. Las autoridades están criando venados y cerdos especialmente para colocarlos en la isla y que los ejemplares los coman.

Desafortunadamente, ahora son sólo 16 lagartos que comen únicamente lagartijas, peces y algunos insectos. Así que su alimentación está siendo muy limitada y poco explorada. La solución está en mantenerlos vivos con buenos alimentos, pero también cuidando el clima y protegiendo al planeta. Ahora sabemos del peligro que corre el dragón de komodo, pero como esta hermosa y extraña especie, hay muchas otras en riesgo.

También lee:

Sitios en los ángeles ideales para los amantes del rock

La ciudad mexicana que estará de moda este año