10 milagros históricos que nadie ha refutado

La intervención divina en estos sucesos históricos, no ha sido descartada por la ciencia

10 milagros históricos que nadie ha refutado
La intervención divina caracteriza a los milagros.
Foto: Pixabay

Los milagros son atribuidos a entidades divinas para eventos que, aparentemente, son inexplicables y las personas creen que podría ser obra de Dios. A lo largo de la historia han acontecido extraños sucesos que la gente creyente considera que son prueba de la intervención sobrenatural. Un recuento, realizado por Listverse, reseña 10 milagros que nadie ha podido refutar.

1. El caso de Teresa Neumann

El 10 de marzo de 1918, Teresa Neumann quedó paralizada parcialmente después de caer de un taburete mientras atendía un incendio en el establo de su tío. El 5 de marzo de 1926, el primer viernes de Cuaresma, dijo que había aparecido una herida ligeramente por encima de su corazón, pero que había mantenido en secreto. El domingo de Pascua, ella reclamó una visión de la resurrección de Cristo. Durante varios viernes consecutivos después de eso, declaró que estaba experimentando la Pasión de Cristo, supuestamente sufriendo en su propio cuerpo junto con todas sus agonías históricas. Según varias fuentes, estas lesiones nunca sanaron o se infectaron y se encontraron en su cuerpo al morir. El proceso para su beatificación comenzó en 2005.

2. Aparición Mariana en Zeitoun

Una aparición mariana es un evento en el que se cree que la Virgen María se ha aparecido a una o más personas, independientemente de su fe religiosa, y se le nombra de acuerdo a la ciudad donde se registró. Una de las apariciones más famosas fue la de Nuestra Señora de Zeitoun, que tuvo lugar en Zeitoun, El Cairo, y contrario a la norma, fue presenciada por millones de personas durante un período de 2 a 3 años.

3. Estatua de Akita

El 6 de julio de 1973, la hermana Agnes Katsuko escuchó una voz proveniente de la estatua de la Santísima Virgen María en una capilla de Akita, Japón, donde estaba rezando. El mismo día algunas de las hermanas notaron gotas de sangre fluyendo de la mano derecha de la estatua. La herida en la mano de la estatua permaneció hasta el 29 de septiembre, cuando desapareció, pero después se percataron que ahora había comenzado a “sudar”, especialmente en la frente y el cuello. Dos años después, el 4 de enero de 1975, la estatua de la Santísima Virgen lloró. Un análisis científico de la sangre y las lágrimas realizado por el profesor Sagisaka de la facultad de medicina legal de la Universidad de Akita confirmó que la sangre, las lágrimas y la transpiración son lágrimas, sudor y sangre humanos reales.

4. Cuerpos incorruptibles

La incorruptibilidad sucede cuando el cuerpo de una persona no se descompone después de la muerte, excluyendo los que han pasado por un proceso de conservación. Los santos incorruptibles permanecen flexibles, como si solo estuvieran durmiendo. A lo largo de los años ha habido cientos de santos cuyos cuerpos se han encontrado incorruptos. Un ejemplo es el de Santa Bernadette, quien luego de 129 años, su cuerpo no se ha descompuesto.

5. Apariciones de Nuestra Señora de Lourdes

Las apariciones de Nuestra Señora de Lourdes iniciaron el 11 de febrero de 1858, cuando una campesina de 14 años llamada Bernadette Soubirous, dijo a su madre que había visto a una “dama” en una cueva cercana al pueblo. Apariciones similares tuvieron lugar en 17 ocasiones más ese año, durante una de las ellas, la “dama” ordenó a la joven mujer que cavara cerca de una roca y bebiera de allí; había un pequeño charco de lodo en el lugar, pero cuando Bernadette se enterró, apareció una gran fuente, la cual millones de personas visitan actualmente en busca de una cura milagrosa.

6. José de Cupertino

José de Cupertino es un santo italiano, que se decía era propenso a la levitación milagrosa y a intensas visiones, reconocido como el patrón de los viajeros aéreos, aviadores, personas con discapacidad mental y estudiantes débiles. Fue canonizado en 1767. El 4 de octubre de 1630, la ciudad de Cupertino celebró una procesión el día de la fiesta de San Francisco de Asís. José estaba ayudando en la procesión cuando de pronto se elevó hacia el cielo, donde permaneció flotando sobre la multitud. La levitación más famosa supuestamente ocurrió durante una audiencia ante el Papa Urbano VIII. Cuando se inclinó para besar los pies del Papa, se sintió reverenciado por su santidad y se alzó en el aire.

7. Tilma de Juan Diego

San Juan Diego era un indígena mexicano que reportó la aparición de la Virgen María como Nuestra Señora de Guadalupe en 1531, cuando visitó a tío Juan Bernardino y lo descubrió gravemente enfermo. A la mañana siguiente, el 12 de diciembre, decidió encontrar un sacerdote que pudiera administrar los últimos ritos a su familiar moribundo. Cuando trató de rodear el cerro del Tepeyac, la Virgen lo interceptó, le aseguró que su tío no moriría y le pidió que subiera al cerro y recogiera las flores que se encontraría allí. Era diciembre, cuando normalmente nada florece en el frío. La Virgen de Guadalupe colocó las rosas dentro de la tilma doblada que llevaba Juan Diego y le dijo que no la abriera ante nadie más que al obispo. Cuando desplegó su tilma ​​un icono de Nuestra Señora de Guadalupe quedó milagrosamente impreso en la tela, poniendo al obispo de rodillas, quien reconoció el milagro y, en dos semanas, ordenó que se construyera un santuario.

8. Padre Pio

Francesco Forgione, conocido como Padre Pio, canonizado como San Pío de Pietrelcina, fue un sacerdote capuchino católico italiano que ahora es venerado como un santo en la Iglesia Católica Romana. Saltó a la fama por sus estigmas en 1919 cuando las noticias sobre su condición comenzaron a extenderse en el mundo secular. Las heridas del Padre Pio fueron examinadas por muchas personas, incluidos médicos. Las personas que comenzaron a reconstruir sus vidas después de la Primera Guerra Mundial comenzaron a ver en el Padre Pío un símbolo de esperanza. Las personas cercanas a él atestiguan que comenzó a manifestar varios dones espirituales, incluidos los dones de curación, bilocación, levitación, profecía, milagros, abstinencia extraordinaria tanto del sueño como de la alimentación.

9. El milagro de Lanciano

En la ciudad de Lanciano, Italia, alrededor del año 700 d. C., se asignó a un sacerdote para celebrar el sacrificio eucarístico en la pequeña iglesia de San Legontiano. Durante la misa, cuando dijo las palabras de consagración, vio que el pan se transformaba en carne viva y el vino en sangre que se coagulaba en cinco glóbulos, de forma y tamaño irregulares y diferentes. Se han realizado varias investigaciones eclesiásticas sobre el milagro, y la evidencia del milagro permanece en Lanciano hasta el día de hoy.

10. El milagro del Sol

Se trata de un supuesto evento milagroso presenciado por alrededor de 100.000 personas el 13 de octubre de 1917 en los campos de Cova da Iria, cerca de Fátima, Portugal. Los asistentes se habían reunido para observar lo que los periódicos habían estado ridiculizando durante meses: la afirmación de que iba a ocurrir un milagro a mediodía. Según declaraciones de testigos, después de una lluvia, las nubes oscuras se rompieron y el Sol apareció como un disco opaco y giratorio en el cielo. Se decía que era menos brillante de lo normal, y proyectaba luces multicolores a través del paisaje. Luego se informó que el Sol se había dirigido hacia la tierra en un patrón en zigzag, asustando a algunos de los presentes que pensaban que significaba el fin del mundo. Los creyentes atribuyeron el milagro a Nuestra Señora de Fátima. El evento fue aceptado oficialmente como un milagro por la Iglesia Católica Romana el 13 de octubre de 1930.

Te puede interesar:

Consulta tu horóscopo
de hoy