El arsenal de suplementos que Naomi Campbell ingiere al día para protegerse del coronavirus

Para la modelo con fobia a los gérmenes cualquier precaución es poca
El arsenal de suplementos que Naomi Campbell ingiere al día para protegerse del coronavirus
Naomi Campbell.
Foto: Pascal Le Segretain/Getty Images

La actual crisis del coronavirus ha ayudado a reivindicar de alguna manera la legendaria fobia a los gérmenes de Naomi Campbell.

Si antes la modelo era ridiculizada por viajar con mascarilla, guantes y desinfectar siempre todas las superficies alrededor de su asiento en los aviones, ahora el vídeo de ese ritual -que realiza antes de cada vuelo- se ha vuelto viral y ha servido de guía a muchas personas que se han visto obligadas a viajar por causas de fuerza mayor en los últimos días.

La rápida propagación de la enfermedad también ha aumentado el interés por cualquier producto que prometa reforzar el sistema inmunológico y, por supuesto, la estrella de las pasarelas cuenta con su propio arsenal de suplementos para cuidar de su salud.

Según ha mostrado en un vídeo que ha compartido en su canal de YouTube, Naomi arranca cada mañana con un batido que incluye una decena de ingredientes: leche de almendra, una cucharadita de cacao, otra de matcha, colágeno, moringa y alcachofa en polvo, una pizca de unos polvos preparados con la pulpa del fruto del árbol baobab, un poco de concentrado de proteínas verdes, vitamina C, unas gotas de la raíz del sello de oro, extracto de granada, medio plátano y hielo.

Esta bebida le ayuda a tragar otras tantas pastillas que incluyen zinc, dos comprimidos de EHB, vitamina C líquida, semillas de papaya que se coloca bajo la lengua, vitamina B-12 en píldoras masticables y vitamina D una vez a la semana.

En su botica personal tampoco faltan los probióticos, que prefiere consumir por la noche, y varios preparados multivitamínicos como Humacel que combina dependiendo de la estación o de los desafíos a los que prevea enfrentarse.

Además, la modelo siempre lleva encima un bote de aceite de orégano, algo de cúrcuma en una bolsita -que utiliza con un sinfín de propósitos- y, cuando se siente sobrepasada, recurre al aceite de lavanda en pastillas para calmar los nervios.