América, el destino más probable de Renato Ibarra luego de ser acusado de violencia doméstica

Todo parece indicar que las razones financieras son una razón de peso para mantener al jugador en el equipo

América, el destino más probable de Renato Ibarra luego de ser acusado de violencia doméstica
Ibarra está tasado en $3.5 millones de dólares actualmente.
Foto: José L. Ramírez / Agencia Reforma

El ecuatoriano Renato Ibarra tiene las puertas abiertas en las instalaciones de América, se sometió al examen para detectar COVID-19 y está presente en los entrenamientos del equipo. Todo parece indicar que su destino es volver, al menos por un tiempo, a Coapa.

Recordemos que hace dos meses y medio el futbolista fue denunciado por su esposa por violencia doméstica y fue separado de América; sin embargo, unos días después ella retiró la denuncia y desde entonces no se ha confirmado el futuro del jugador.

De acuerdo con Futbol Total, el contrato de Renato Ibarra tiene una cláusula que indica que el club puede romper la relación laboral con él en caso de que éste se vieran involucrado en una situación que manchara la imagen del club, tal y como está sucediendo.

Sin embargo, según datos de El Universal, cuando se suscitó la acusación de su esposa, América decidió separar del club al jugador, pero no rescindió su contrato, ya que de hacerlo, el club perdería dinero, puesto que no podrían venderlo.

Y el asunto es que una venta del ecuatoriano le dejaría jugosas ganancias al club, ya que lo adquirieron en el 2016 por 1.9 millones de dólares y su valor al momento del escándalo era de $4.4 millones de dólares, aunque según reportes del mismo diario mexicano, América no estaba dispuesto a venderlo por menos de $8 millones. Vale la pena mencionar que el costo del jugador disminuyó el último mes, según lo que reporta el sitio especializado Transfermarkt, a $3.5 millones de dólares.

En cualquiera de los casos, las Águilas tendrían una ganancia nada despreciable de entre $1.6 millones y $6.1 millones de dólares.

Esta parece ser la principal razón por la que América sigue recibiendo en sus instalaciones al futbolista, ya que si le cancelan el contrato o si le prohíben la entrada, en automático Ibarra se convertiría en agente libre y no podrían venderlo ni en un dólar. Básicamente perderían su inversión de $1.9 millones.

Finalmente, es necesario mencionar que Miguel Herrera, el DT del equipo, se ilusiona con la idea de que se quede en el club, ya que lo considera una pieza clave en su esquema, aunque está a la espera de la decisión de la directiva.

La verdad es un gran jugador, nadie quiere que se vaya del América, es un jugador que nos estaba funcionando bastante bien y es muy bueno, pero esperaremos a la decisión que se tome por parte de la directiva y por supuesto el club”, expresó “El Piojo”.

Luego de analizar todo esto, parece ser que el final de la historia tendrá colores azulcrema por un tiempo, ya que el objetivo de América apunta a conservarlo para venderlo próximamente a otro club de la Liga MX, o incluso de otro país.