México: En la segunda semana de la “nueva normalidad”, estados cambian a semáforo naranja

En medio del pico de contagios varias sectores retoman sus actividades

Reabren más actividades en México.
Reabren más actividades en México.
Foto: EFE

MÉXICO – A dos semanas de entrar en vigor “la nueva normalidad”, la mitad del país ha pasado a semáforo naranja, es decir 16, de las 32 entidades, que indica que tienen un alto riesgo de contagios de coronavirus, y por se agregan algunas actividades no esenciales.

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción a la Salud anunció que las entidades que han pasado del semáforo rojo a naranja son Jalisco, Quintana Roo, Michoacán, Baja California Sur, Aguascalientes, Chihuahua, Campeche, Coahuila, Tamaulipas, Nuevo León, Durango, Zacatecas, San Luis Potosí, Yucatán, Tabasco y Guanajuato.

Indicó que en esta nueva modalidad del semáforo epidemiológico se permite la reapertura de algunas actividades no escenciales, principalmente las que tienen que ver con el sector turístico. donde la ocupación hotelera se permitirá solo en un 50%.

En las áreas comunes también se permitirá una capacidad del 50% para evitar las grandes aglomeraciones y que se pueda respetar a sanad distancia.

Otras de las actividades que pueden ya regresar a operar son los restaurantes, cafeterías estéticas y barberías, pero todas a la mitad de su capacidad.

De igual manera pasará con los parques, plazas que no pueden operar a su máxima capacidad.

En cuanto a los mercados podrán abrir solo en un 75% y se restringirá el ingreso solo a un integrante por familia.

Las actividades que se integran a esta segunda etapa de la nueva normalidad están las albercas, centros deportivos, de masajes, pero su operación será al 50% de su capacidad.

Los que están más restringidos en sus operaciones son los teatros, museos, cines, eventos culturales, centros comerciales y religiosos ya que pueden reabrir, pero solo a un 25% de su aforo.

López-Gatell aclaró el cambio del color del semáforo.

“Se trata de un proceso gradual, ponerlo en cuatro colores es simplemente para facilitar la visualización de las etapas de riesgo, pero obviamente no pasa de un minuto a otro de rojo al naranja y del naranja al amarillo”, destacó el funcionario federal.

“Es un proceso gradual, a lo largo de una semana hay cambios importantes en la ocurrencia epidémica y han sido muy prudentes los gobernadores en identificar los puntos intermedios de acuerdo a lo que está ocurriendo”, destacó López Gatell.

A tres meses y medio de que se registrara el primer caso de coronavirus en el país, suman ya 17,141 muertos y 146,837 casos confirmados de COVID-19.