Mujeres y madres trabajadoras: características y estadísticas

La Oficina del Censo ofrece información sobre las mujeres que se emplean fuera del hogar

Mujeres y madres trabajadoras: características y estadísticas
Las trabajadoras con hijos tienen que afrontar el costo adicional de las guarderías.
Foto: Shutterstock

En las últimas semanas, el país ha sido testigo de marchas y protestas en contra del racismo y la desigualdad de derechos. Lamentablemente, la discriminación e inequidad basadas en el color de piel, la edad o el género de las personas, entre otras características, no son algo nuevo.  Aunque parezca increíble, aún en el siglo XXI, las mujeres, y en particular las mujeres de color, seguimos cobrando solo un porcentaje de lo que ganan los hombres, blancos o de color, por hacer el mismo trabajo.

Los salarios de las mujeres hispanas siguen siendo menores a los de sus colegas hombres, incluso en los casos de trabajadoras con mayor educación, experiencia o responsabilidades que sus pares masculinos. Las posibilidades de reconocimiento, promoción y crecimiento profesional aún les siguen siendo negadas a millones de trabajadoras, por el solo hecho de ser mujeres.

Pero para que existan cambios verdaderos, primero es necesario identificar los problemas y necesidades de la población. Para planificar programas, acciones y recursos que ayuden a la comunidad, primero es necesario contar y evaluar a la población.  Una manera de alzar la voz y ser tenido en cuenta es participando en el conteo nacional de la década que está llevando a cabo la Oficina del Censo. Responder al cuestionario del Censo sólo lleva 10 minutos y puede hacerse por internet, desde una computadora, laptop, tableta o teléfono, o simplemente enviando el cuestionario de papel por correo.

La Oficina del Censo ofrece información en español, en su sitio  https://2020census.gov/es. También es posible llamar a la línea en español: 844-468-2020.

Madres trabajadoras

Los factores que influyen en el empleo, salario y oportunidades laborales de las mujeres y trabajadoras con hijos son muchos e incluyen el costo de guarderías y cuidado para niños. La Oficina del Censo publicó en su página de internet (https://www.census.gov/) información sobre las características de las madres que trabajan fuera del hogar. Compartimos algunos de los hallazgos:

  • Cuando las mujeres tienen hijos, experimentan un retroceso permanente en sus posibilidades laborales, así como una disminución grande pero temporal de los ingresos. Según información de la Oficina del Censo, las mujeres que se toman por lo menos un año de licencia después de dar a luz, al reintegrarse al mercado laboral reciben salarios más bajos de los que tenían antes de ser mamás.
  • La mayoría de las mujeres que trabajaron el año anterior a dar a luz y después de su licencia por maternidad generalmente regresan a trabajar para el mismo empleador. Solo un 18% de las mujeres cambia de empleador después de dar a luz.
  • El empleo y salario de las mujeres después de dar a luz varían según las características demográficas de las trabajadoras. Las ganancias de las mujeres graduadas y con más educación disminuyen menos y se recuperan más rápido que las ganancias de aquellas con menos educación.
La brecha salarial no sólo roba a las trabajadoras sino también a sus hijos y familias.

En Detalle

La Encuesta de la comunidad estadounidense (ACS) encontró que aproximadamente 23.5 millones de mujeres con niños menores de 18 años están empleadas, y de ellas casi dos tercios trabajan tiempo completo, todo el año. Alrededor de un tercio de las mujeres que trabajan fuera del hogar, o el 32 por ciento, son madres.

  • Si bien existen algunos empleadores que ofrecen beneficios como licencia con pago, no todos lo hacen, y esto lleva a muchas trabajadoras a tener que pedir tiempo libre sin goce de sueldo. Las madres de por lo menos un niño menor de seis años tienen más probabilidades de pedir por lo menos dos semanas sin goce de sueldo para poder cuidar de sus hijos y familias.
  • El 61 por ciento de las madres con por lo menos un hijo o hija menor de seis años citó el cuidado de sus hijos como la razón por la cual no trabajaban.
  • El cuidado de los hijos y de otros familiares es una de las razones más comunes por las cuales las mujeres, y no los hombres, terminan trabajando medio tiempo.
  • Según información de la organización Lean In (https://leanin.org/), en 1973, las mujeres trabajadoras ganaban un promedio de 56.6 centavos por cada dólar que ganaba un hombre haciendo el mismo trabajo. Desde entonces, las ganancias de las mujeres aumentaron un promedio de 0.25 centavos, alcanzando en 2018 los 81.6 centavos por cada dólar pagado a un hombre. A este paso, se calcula que recién en 2059 las mujeres recibiremos un pago igualitario.
  • Se estima que la injusticia e inequidad de pago a lo largo de los años les roba a las mujeres y sus familias entre 700,000 y 2 millones de dólares, impactando a su vez los beneficios de Seguro Social y pensiones.
  • Por cada 100 hombres que reciben promociones y son ascendidos a un puesto gerencial, únicamente 68 latinas reciben ascensos. Esta injusticia resulta en que menos latinas puedan avanzar más allá de niveles laborales básicos. Uno de cada tres estadounidenses ignora que exista una brecha salarial entre mujeres latinas y hombres blancos.

La importancia de ser contados

Estos y otros datos fundamentales relacionados a la sociedad en la que vivimos solo pueden descubrirse a través del conteo demográfico de la población. La Oficina del Censo realiza su conteo nacional cada 10 años y el conteo de esta década sigue su camino, independientemente de la pandemia, las órdenes de cuarentena y los protocolos de seguridad y distanciamiento social.

Para ser contados y considerados durante los próximos diez años, sólo es necesario completar el cuestionario que la Oficina del Censo envió por correo en marzo pasado y que también está distribuyendo en domicilios seleccionados que no reciben correo físico.

Si aún no respondiste al cuestionario, todavía estás a tiempo. Simplemente visita la página en español https://2020census.gov/es, o llama a la línea en español: 844-468-2020.