Acusan al Gobierno Trump de elevar la presión migratoria como arma electoral

Las políticas del gobierno son vistas como parte de la campaña de reelección para ganar votos entre los conservadores

Acusan al Gobierno Trump de elevar la presión migratoria como arma electoral
Nuevas políticas migratorias son vistas como medida electoral para captar votos.
Foto: ICE

Las autoridades migratorias han incrementado sus redadas en ciudades “santuario” a pesar de la pandemia y se teme que aceleren las deportaciones de indocumentados con menos de dos años de haber llegado al país, entre otras recientes medidas, en un movimiento que es visto como un intento de ayudar al presidente Donald Trump en su campaña de reelección.

Está claro que las motivaciones detrás de esta persecución a la comunidad indocumentada son de carácter político-electoral. El mensaje es para animar a su base como lo hizo en el 2016”, dijo a Efe Pablo Alvarado, director de la Red Nacional de Jornaleros, (NDLON), organización que promovió las leyes que convirtieron a California en estado santuario.

Las acusaciones contra el Gobierno se dan en medio de varias acciones implementadas por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) en las últimas semanas, en la recta final de la campaña presidencial.

La última acción de ICE conocida es la posible implementación de deportaciones aceleradas en todo el país que permitirían la expulsión rápida de indocumentados que hayan estado menos de dos años en el país.

Según unos correos electrónicos internos obtenidos por el medio digital Buzzfeed, la nueva regla comenzaría a aplicarse tan pronto como la próxima semana.

Christine Neumann-Ortiz, directora de Voces de la Frontera, organización basada en Wisconsin, un estado que está en juego en estas elecciones, aseguró a Efe que la táctica busca crear confusión entre los votantes.

No creo que le vaya a funcionar en los votantes, es más el miedo que quiere imprimir en las comunidades inmigrantes para frenar los llamados de apoyo a los electores”, ahondó.

Las criticas también llovieron contra de los arrestos de ICE enfocados en áreas santuarios como California, que dejó 128 inmigrantes detenidos en un operativo en la última semana de septiembre.

Incluso el secretario interino del DHS, Chad Wolf, realizó una conferencia de prensa este miércoles desde la capital estadounidense para anunciar los resultados del operativo que concentró sus acciones en Los Ángeles y San Diego.

Wolf cargó contra las medidas “santuario”, que limitan la colaboración de las autoridades locales en la aplicación de leyes migratorias, de exclusiva competencia federal.

Lamentablemente, hay dirigentes políticos, muchos de ellos en California, que dan prioridad a la política sobre la seguridad con las así llamadas ‘ciudades santuarios’“, dijo Wolf.

“Erróneamente, creen que esto muestra compasión, pero el hecho es que no muestra compasión por las vidas de los estadounidenses”, agregó.

Aunque el funcionario reiteró que las redadas “no se trata de elecciones”, los defensores de los inmigrantes acusaron a Wolf de usar la agencia para motivos electorales en un movimiento que llevaría la campaña a un tono cercano a la de 2016, cuando el miedo al inmigrante fue uno de los principios fundamentales de la estrategia de Trump.

Leer más:

Trump no podrá retomar la detención de menores inmigrantes en hoteles tras fallo de corte de apelación

Sin fecha a la vista para la reapertura de parque temáticos en California