La oportunidad de Trump de mejorar su resultado electoral y otros 4 temas en juego en el último debate

Los candidatos a la Casa Blanca se enfrentarán la noche del jueves durante 90 minutos

La oportunidad de Trump de mejorar su resultado electoral y otros 4 temas en juego en el último debate
Se espera que sea un debate más ordenado que el anterior.
Foto: Getty Images

El presidente Donald Trump y su rival demócrata, Joe Biden, se enfrentarán este jueves a las 6 de la tarde (hora del Pacífico) al segundo y último debate presidencial. El encuentro de 90 minutos tendrá lugar en Tennessee a 12 días de la cita electoral.

Cinco cuestiones serán claves durante esta noche:

  1. Cambio de pronósticos. Trump necesita que el debate le ayude a acortar distancia con tu contrincante, que lidera claramente las encuestas del voto popular a nivel nacional. Aunque las pesquisas muestran menos diferencia entre ambos candidatos en los estados decisivos, al entorno de Trump le preocupa que el mandatario pueda perderlos. Por lo tanto, esta es su mejor oportunidad para conquistar a votantes indecisos que le ayuden a mantenerse en la Casa Blanca.
  2. Botón para silenciar los micrófonos. Las constantes interrupciones de Trump en el debate anterior llevaron a la comisión que organiza estos eventos a mantener silenciado el micrófono del candidato que no le toca intervenir en los dos minutos que el otro tiene para exponer su postura sobre cada tema. Esto sería un total de 24 minutos sin “pisarse”, pero los 66 restantes pueden ser más desordenados.
  3. Respuesta de Trump a la pandemia. La crisis del coronavirus ocupará buena parte del debate y Trump tiene el desafío de encontrar una mejor manera para abordarlo y convencer a los votantes indecisos de que tiene la situación bajo control. Pero no será fácil en un momento en la cifra oficial de muertos en el país es de 220,000 y cuando ha pasado tan poco tiempo desde que el propio presidente se contagió, después de desautorizar a las voces científicas y de negarse a usar mascarilla.
  4. Ataques contra el hijo de Biden. El equipo del exvicepresidente espera que Trump trate de centrar el debate en supuestas maleficencias del Hunter Biden, que el mandatario ha tratado de reproducir últimamente. El republicano buscará sacar partido a la publicación de un tabloide sobre el trabajo de Hunter en el extranjero. Aunque la información fuera legítima, algo que periodistas prestigiosos han puesto en duda, no vincularía al candidato demócrata a ningún tipo de corrupción.
  5.  Evitar la narrativa republicana. El presidente y su equipo han pasado años burlándose del amplio historial de errores de Biden y han puesto en cuestión la salud mental y física del demócrata de 77 años. Durante el primer debate, el exvicepresidente salió airoso, pero sabe que Trump volverá a atacar en ese sentido y, según Associated Press, ha pasado cuatro últimos de los cinco últimos días exclusivamente preparándose el debate.