Ferdinando Valencia dedica sus primeras escenas en ‘La Mexicana y el Güero’ a su fallecido hijo Dante

El actor compartió que esta oportunidad de trabajo llega en el momento perfecto, ya que aún sigue pagando algunas deudas que contrajo tras la enfermedad de si hijo Dante

Ferdinando Valencia dedica sus primeras escenas en ‘La Mexicana y el Güero’ a su fallecido hijo Dante
Ferdinando Valencia.
Foto: Archivo / Agencia Reforma

Luego de realizar un casting junto a otros actores como Juan Pablo Gil y Michel López, Ferdinando Valencia fue elegido como el actor que sustituirá a Eleazar Gómez en ‘La Mexicana y el Güero’, telenovela protagonizada por Itatí Cantoral y Juan Soler.

Durante una entrevista con el programa ‘Hoy’, el actor reveló que ha recibido el apoyo de amigos del medio y todos sus seres queridos, incluyendo el de su pareja, la modelo Brenda Kellerman, quien continuamente lo anima a tomar los retos que se presentan en su carrera, y esta no es la excepción.

Ella dice: ‘ve, has lo que tengas que hacer pásala bien, disfruta, tú puedes, échale al reto y pues tengo mucho espacio un par de días para que el niño no llore y después llego’“, compartió durante la grabación de sus primeras escenas dentro de la historia en la que dará vida a Sebastián.

View this post on Instagram

A post shared by Ferdinando Valencia (@ferdinandoval)

Además, el galán de telenovelas compartió que haber conseguido este papel, llega en el momento perfecto, ya que la Asociación Nacional de Actores (ANDA), no ha corrido con los gastos como debería y él aún sigue pagando algunas deudas que contrajo tras la enfermedad de uno de sus mellizos, quien perdió la vida en agosto de 2019 con tan solo tres meses de edad, a consecuencia de una meningitis.

Tener argumentos económicos me viene bien, porque que tenga una deuda no significa que debo en la vida, me deshice de un par de cosas, conservo otras y afortunadamente, pero lo correcto no es, sinceramente que salga de mi bolsa lo que tenga que salir de la de ellos (la ANDA)“, añadió.

El actor dedicó su personaje al pequeño Dante, quien está seguro es un ángel que lo acompaña todo el tiempo: “Poco a poco va trayendo tortas no solo para mí, para sus abuelos y para su familia, creo que están pasando cosas muy buenas y sé que ahí está mi ángel cuidándonos“, comentó.