Dolor de cabeza para la NFL: los Baltimore Ravens, 10 días seguidos con casos de COVID-19

Los Ravens finalmente viajaron a Pittsburgh para un partido que fue reprogramado tres veces

Dolor de cabeza para la NFL: los Baltimore Ravens, 10 días seguidos con casos de COVID-19
Lamar Jackson tiene coronavirus y quedó fuera del juego contra Pittsburgh.
Foto: Maddie Meyer / Getty Images

En el año de la pandemia los deportes profesionales en Estados Unidos han tenido que adaptarse: la NBA y la NHL crearon “burbujas” para poder completar sus temporadas, mientras que las Ligas Mayores de Béisbol redujeron su calendario de 162 a 60 partidos y luego llevaron a cabo sus playoffs en herméticas sedes neutrales imitando el modelo de NBA y NHL.

En el caso de la NFL, ésta mantuvo su calendario completo de partidos, sin “burbujas”, y logró llegar hasta la semana 12 sin suspensiones o contratiempos mayores. Pero luego, en cuestión de días, todo se empezó a complicar.

Varios partidos tuvieron cambios obligados de fecha, algunos equipos cerraron sus instalaciones de manera temporal, los 49ers de San Francisco se quedaron sin casa por restricciones en el condado donde entrenan y juegan, y luego se presentó el insólito caso de los Broncos de Denver, que tuvieron que jugar el domingo sin ninguno de sus cuatro quarterbacks debido al coronavirus. Lógicamente perdieron.

Pero si hay un caso que ha causado y sigue causando revuelo y preocupación en la NFL es el de los Baltimore Ravens, que este martes cumplieron 10 días seguidos registrando al menos un caso nuevo de coronavirus.

Esto es solo un pequeño aunque significativo reflejo de lo que sucede en el marco de todo el país. El martes se reportaron 167,759 nuevos casos en Estados Unidos, y 1,265 fallecimientos.

Los Ravens no solo se han visto bajo fuego por los más de 20 jugadores y empleados infectados de COVID-19, sino que ellos han causado una reacción en cadena que afecta a otros equipos, especialmente a los Pittsburgh Steelers, su gran rival.

Baltimore tenía que haber jugado el jueves de Thanksgiving Day en Pittsburgh en un partido de lujo, pero un brote de coronavirus hizo que la NFL cambiara el duelo para el domingo 29 de noviembre. En los siguientes días hubo nuevos casos positivos, incluyendo el del ‘MVP’ Lamar Jackson, y la liga entonces decidió reprogramar la fecha del encuentro para el martes. Y una vez más, al surgir nuevos casos positivos y otros jugadores expuestos a contagio, el partido volvió a cambiar de fecha, quedando para este miércoles a las 3:40 pm Este.

Es legítimo afirmar que no está garantizado que el partido se lleve a cabo el miércoles.

ESPN reportó el martes por la noche que dos integrantes más de los Ravens tuvieron exámenes que dieron positivo. El equipo de todas maneras viajó a Pittsburgh -sin los dos nuevos contagiados-, donde todos los integrantes tendrán una prueba rápida más el día del juego.

La NFL dijo que el partido se jugará porque los dos casos más recientes ya habían sido considerados como “potenciales casos positivos” y que el resto del plantel no tuvo interacciones con ellos.

Pero de nuevo, falta ver qué sucede en la mañana del miércoles con Ravens (6-4) y Steelers (10-0) para saber si la semana de partidos más larga de la historia de la NFL (7 días) finalmente puede completarse.

Después de este juego restarán cinco semanas de partidos para el final de la temporada regular.

LEER MÁS:

El quarterback Lamar Jackson sorprende con un nuevo e inmenso tatuaje

Rigoberto Sánchez, jugador latino de la NFL, anuncia que tiene cáncer

Una mujer pateó en partido de fútbol americano colegial e hizo historia

La NFL planea que en el Super Bowl haya un 20% de aficionados en el estadio