“Se murieron en el pasillo”: Hospitales en el sur de California cierran el año en estado caótico

Personal de la Guardia Nacional apoya a hospitales del estado de California, que ha rebasado las 25,000 muertes por COVID-19

“Se murieron en el pasillo”: Hospitales en el sur de California cierran el año en estado caótico
Un paciente debe estar en el pasillo del saturado hospital Providence St. Mary en en el sur de California.
Foto: Mario Tama / Getty Images

Mientras las autoridades de salud de California y especialmente del Condado de Los Ángeles piden enérgicamente que la gente no se reúna con otras personas para recibir el Año Nuevo, la situación en los hospitales del sur de California es dramática y dolorosa según testimonios.

El miércoles se rebasaron los 10,000 decesos por COVID-19 en el Condado de Los Ángeles, que según el último reporte tenía más de 7,400 personas hospitalizadas. Son tantos pacientes que muchos enfermos ya no pueden ser atendidos correctamente o no pueden atendidos en absoluto.

Además, muchos cadáveres tienen que ser llevados a bodegas del forense del condado debido a que muchas empresas funerarias están saturadas.

Los Angeles Times reportó en el último día de 2020 que el personal médico en varios hospitales del área describe un panorama desgarrador al interior de las clínicas.

“Nadie creería que esto es en los Estados Unidos”, le dijo al diario Scott Byington, un enfermero de cuidados críticos del Centro Médico St. Francis en la ciudad de Lynwood. “Todos están haciendo lo que puede, no es que alguien haga menos. Lo que pasa es que nos rebasa a todos”.

Según el reporte, hubo un paciente que no pudo ser atendido en emergencias y murió mientras era atendido en un pasillo del hospital. “Cuando llegó el momento de su muerte, se murieron en el pasillo”, dijo Byington.

El enfermero comentó sobre la experiencia de ver a personas sufrir para respirar y sofocarse: “Tu tienes la esperanza de que estos pacientes que no van a sobrevivir pierdan el conocimiento antes de esto, porque es muy aterrador”.

El reporte concretamente indica que en ciertos hospitales el personal médico debe tomar decisiones difíciles y decidir a qué paciente tratar de salvar, o en otros casos, los pacientes que llegan afectados por ataques cardíacos o derrames no pueden ser atendidos y deben permanecer en las ambulancias.

El personal de la Guardia Nacional tiene presencia en 13 clínicas del estado para brindar apoyo.

California reportó este 31 de diciembre 27,237 nuevos casos de coronavirus y 428 fallecimientos, con lo cual se ha rebasado la cifra de 25,000 decesos en el estado por COVID-19.

Este complejo panorama puede empeorar en enero debido a los posibles efectos de las fiestas de diciembre y a la aparición confirmada en California de una nueva cepa del coronavirus.