¿El impulso a las energías limpias como pretende Biden generará empleos bien pagados?

Los expertos calculan que los salarios en esta nueva industria energética pueden promediar para los instaladores solares $44,650 dólares anuales. Para los técnicos de servicio de turbinas eólicas, representaría $52,100. Sin embargo, muchos trabajadores se podrían quedar sin empleo, en especial los del sector automotriz y petrolero

¿El impulso a las energías limpias como pretende Biden generará empleos bien pagados?
Uno de los principales retos tiene que ver con la transición tecnológica, la cual llevará tiempo e implicará un alto costo.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Crear trabajos bien pagados es el objetivo principal del presidente Joe Biden con su propuesta de transformar el sector energético del país, ya que hacerlo implicaría una eficiencia en la operación, además de ser un catalizador del crecimiento económico a largo plazo.

El plan que propone el presidente implica inversiones en energía renovable, vehículos eléctricos y actualizaciones a la red eléctrica de la nación, produciría empleos, pero también se podrían perderse en el proceso.

El plan presidencial pretende que la energía que se consume y produce en todo el país debe ser 100% renovable en el sector eléctrico en su totalidad a más tardar en 2035.

Los expertos calculan que los salarios en esta nueva industria energética pueden promediar para los instaladores solares $44,650 dólares anuales. Para los técnicos de servicio de turbinas eólicas, representaría $52,100.

Una de las grandes dudas tiene que ver con el hecho de lo que ocurrirá con los trabajadores de la industria que se basa en energías fósiles como el petróleo.

Los trabajadores petroleros desempleados podrían ser trasladados a otros trabajos y se crearían miles de puestos más para ayudar a tender líneas eléctricas y construir vehículos eléctricos y sus componentes.

Matt Sigelman, director de Burning Glass Technologies, firma de análisis del mercado laboral, dijo a MoneyWatch que el plan Biden a largo plazo es atractivo, pero consideró que esta transformación implicará un cambio en el modelo laboral.

El experto consideró que una de las industrias afectadas con este modelo es la automotriz, ya que la transición a vehículos eléctricos significa menos trabajadores de los que ahora están empleados en la producción de motores de combustión.

Se calcula que la fabricación de los vehículos eléctricos tiene entre un 30% y un 40% menos de piezas móviles que los vehículos que funcionan con petróleo.

Por lo anterior, Sigelman expone que “los empleos en la economía del carbono continuarán en gran número durante algún tiempo”.

El líder de director de Burning Glass Technologies estima que la industria de las energías renovables podría crecer hasta un 22% durante los próximos cinco años hasta un total de 465,000 puestos de trabajo.

También te puede interesar: Los demócratas podrán aprobar el plan de infraestructura de Biden de $2,2 billones con sólo 50 votos