Biden calificó la condena de Chauvin como un paso adelante en la marcha hacia la justicia

Biden, exigió que el Congreso apruebe reformas de las prácticas policiales en el país para estar "a la altura del legado" del afroamericano George Floyd

Biden calificó la condena de Chauvin como un paso adelante en la marcha hacia la justicia
Biden pidió que se apruebe una reforma policial que impida el abuso.
Foto: Doug Mills / POOL / EFE

El presidente Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris en las declaraciones que hicieron el martes calificaron la condena de Derek Chauvin por el asesinato de George Floyd como un paso hacia un Estados Unidos más justo, pero enfatizaron que se debe hacer más.

Chauvin fue declarado culpable de los tres cargos: homicidio involuntario en segundo grado, asesinato involuntario en tercer grado y homicidio involuntario en segundo grado.

“Una medida de justicia no es lo mismo que justicia equitativa”, dijo Kamala Harris, quien habló primero. “Este veredicto nos acerca un paso más y el hecho es que todavía tenemos trabajo por hacer. Aún debemos reformar el sistema”.

Biden describió el veredicto como “un paso gigante en la marcha hacia la justicia”, pero dijo que “no es suficiente” para combatir el “racismo sistémico” en Estados Unidos. “Este puede ser un momento de cambio significativo”, dijo Biden.

El presidente recordó que un veredicto de “culpable” en un caso de muerte de un afroamericano a manos de la policía es algo “demasiado poco frecuente” en Estados Unidos, y opinó que en este caso tuvieron que “converger varios factores de forma extraordinaria” para que hubiera una “rendición de cuentas básica”.

“Fue un asesinato a plena luz del día, y le quitó al mundo la venda de los ojos para que viera el racismo sistémico” en el país, subrayó Biden. Ese problema es “una mancha en el alma de la nación, una rodilla en el cuello de la justicia para los estadounidenses negros”, que sienten “un miedo y un trauma profundo, dolor y agotamiento”, indicó.

“Nadie debería estar por encima de la ley, y el veredicto de hoy envía ese mensaje. Pero no es suficiente. No puede parar aquí. Para conseguir cambios y reformas verdaderas, podemos y debemos reducir la probabilidad de que tragedias como estas puedan pasar de nuevo”, añadió.

Biden pidió que el Congreso apruebe un proyecto de ley destinado a reformar los departamentos de policía de Estados Unidos, que prohibiría las tácticas que causaron la muerte de Floyd y facilitaría las demandas contra aquellos agentes que hieran o maten injustamente a ciudadanos.

Recordó que ese proyecto, que lleva el nombre de George Floyd, se presentó en junio del año pasado, y denunció que “no debería tardarse (casi) un año” en aprobar esa reforma.

“Las últimas palabras de George Floyd fueron ‘No puedo respirar’. No podemos dejar que esas palabras mueran con él. Tenemos que seguir escuchándolas. No debemos mirar a otro lado”, exhortó.

“El legado de George no solo será sobre su muerte, sino sobre lo que debemos hacer en su memoria”, agregó.

Los miembros del jurado en el caso de Floyd decidieron este martes de forma unánime que Chauvin es culpable de asesinato involuntario en segundo grado, penado con hasta 40 años de cárcel; asesinato en tercer grado, con una condena máxima de 25 años, y homicidio involuntario en segundo grado, que acarrea hasta 10 años de privación de libertad.

Como no tiene antecedentes penales, solo podría ser condenado a un máximo de 12 años y medio de prisión por cada uno de los primeros dos cargos y a 4 años de cárcel por el tercero.

La sentencia que deberá cumplir el exagente de polícia se conocerá dentro de unas 6 a 8 semanas, según ha apuntado el juez del caso, Peter Cahill. 

Con información de EFE