6 alimentos y bebidas que más dañan la salud de tu hígado

El consumo de algunos alimentos y bebidas puede dañar tu hígado, en ocasiones de manera permanente; entre los efectos negativos están enfermedad hepática y aumento de riesgo de cáncer de hígado

6 alimentos y bebidas que más dañan la salud de tu hígado
El consumo excesivo de alcohol puede dañar el hígado de manera permanente.
Foto: Helena Lopes / Pexels

Algunos alimentos y bebidas pueden afectar la salud de tu hígado, incluso causarle daños irreversibles. El hígado es un órgano vital que ayuda a tu cuerpo a digerir los alimentos, almacenar energía y eliminar venenos.

Tu hígado puede enfermar de distintas facciones. Algunas son causadas por virus, otras son el resultado de las drogas o el consumo excesivo de alcohol, también estan las enfermedades hereditarias y el cáncer.

Cuáles son los alimentos que más afectan al hígado

1. Alcohol

Cerveza
Foto: Elevate/Pexels

El hígado desintoxica y elimina el alcohol de la sangre. El consumo excesivo de alcohol puede dañarlo de manera permanente. El alcohol es causa de enfermedad hepática, la cual tiene tres etapas: enfermedad del hígado graso alcohólico, hepatitis alcohólica y cirrosis.

Cleveland Clinic comparte que el hígado graso, se desarrolla en aproximadamente el 90% de las personas que beben más de una y media a dos onzas de alcohol por día.

El Servicio Nacional de Salud (NHS) de Reino Unido explica que la cirrosis es una etapa en la que el hígado tiene cicatrices significativas. La enfermedad del hígado graso alcohólico hígado graso suele ser completamente reversible. En cambio, la cirrosis es irreversible. El NHS también señala que una persona que tiene cirrosis relacionada con el alcohol y no deja de beber tiene menos del 50% de posibilidades de vivir al menos 5 años más.

El Instituto Nacional del Cáncer señala que el consumo excesivo de alcohol se asocia con un aumento de aproximadamente el doble de riesgo de cáncer de hígado.

2. Alimentos y bebidas azucaradas

refresco
Foto: PxHere

Las bebidas azucaradas como los refrescos, jugos de frutas, bebidas energéticas y deportivas son de las mayores fuentes de azúcar agregado a la dieta. Las bebidas y alimentos azucarados como dulces, galletas y cereales para el desayuno procesados provocan un nivel alto de azúcar en sangre que aumenta la cantidad de grasa acumulada en el hígado.

La acumulación de grasa en el hígado conduce a diabetes tipo 2 y enfermedad del hígado graso no alcohólico.

3. Alimentos fritos

Comida frita
Foto: Valeria Boltneva/Pexels

Los alimentos fritos tienen un alto contenido de grasas y calorías. Medical News Today explica que una dieta alta en grasas saturadas está relacionada con enfermedad del hígado graso no alcohólico, una afección en la que el exceso de grasa se almacena en el hígado de una persona que bebe poco o nada de alcohol. Puede causar cicatrices en el hígado y daño permanente, incluso provocar insuficiencia hepática.

4. Alimentos con alto contenido en sal

Sal
Foto: Maria Petersson/Pexels

La sal es la principal fuente de sodio la dieta. El exceso de sodio podría afectar al hígado a través del estrés oxidativo. En un estudio en animales dirigido por la Universidad de Jinan en Guangzhou (China) se descubrió que una dieta alta en sal es provoca una serie de cambios en el hígado, como células deformadas, tasas más altas de muerte celular y tasas más bajas de división celular, todo lo cual puede provocar fibrosis hepática.

5. Pan blanco y arroz refinado

Pan blanco
Foto: Sornram Srithong/Pixabay

Los alimentos de alto índice glucémico, como el pan blanco, el arroz blanco, la mayoría de los cereales para el desayuno preparados, elevan el azúcar en sangre rápidamente. Las dietas ricas en carbohidratos de digestión rápida, pueden causar hígado graso, una condición que puede conducir a insuficiencia hepática y la muerte.

6. Carne roja y carne procesada

Salchichas
Foto: Alicja_/Pixabay

La carne procesada y carne roja tiene grasas saturadas y pueden causar inflamación. Comer estas carnes en exceso puede aumentar casi un 50 por ciento el riesgo de las probabilidades de enfermedad del hígado graso no alcohólico según un estudio israelí publicado en la revista Journal of Hepatology en 2018.

Te puede interesar: