Acusan de asesinato a hombre que atropelló a manifestantes en Minneapolis, matando a una mujer e hiriendo a tres

Nicholas Kraus, de 35 años, fue acusado en el Tribunal de Distrito del Condado de Hennepin de asesinato intencional en segundo grado y dos delitos de asalto con un arma peligrosa

Acusan de asesinato a hombre que atropelló a manifestantes en Minneapolis, matando a una mujer e hiriendo a tres
Foto: ALEX EDELMAN / AFP / Getty Images

La Oficina del Fiscal del condado de Hennepin acusó a Nicholas Kraus, de 35 años, de asesinato en segundo grado no premeditado, luego de que el hombre supuestamente atropelló con su camioneta a varios manifestantes el pasado domingo por la noche en Minneapolis, matando a una mujer e hiriendo a otras tres personas, informó WCCO.

El incidente ocurrió en la intersección de West Lake Street y Girard Avenue en Uptown, donde los manifestantes se han estado reuniendo todas las noches para protestar por el tiroteo policial en el que murió Winston Boogie Smith Jr. El atropellamiento de los manifestantes causado por Kraus mató a una mujer e hirió a tres personas.

Desde el tiroteo que causó la muerte a Smith, ha habido protestas y vandalismo en la zona de Uptown en Minneapolis.

Las tensiones entre los manifestantes y la policía siguen siendo altas en las Ciudades Gemelas, ya que la muerte de Smith es el último de una serie de encuentros fatales entre afroamericanos y las fuerzas del orden. Y tras la muerte de Knajdek, los manifestantes han intentado bloquear las calles de la zona, pero los equipos de la ciudad y la policía despejaron las barricadas improvisadas.

Los investigadores dicen que Kraus estrelló su camioneta contra un automóvil estacionado en medio de la calle, empujándolo hacia un grupo de manifestantes.

El automóvil contra el que chocó Kraus pertenecía a Deona Knajdek, que lo usaba para proteger a los manifestantes. La activista de 31 años y madre de dos hijos resultó herida en el accidente y fue declarada muerta en un hospital poco después.

Otra persona herida en este incidente fue llevada a Hennepin Healthcare para recibir tratamiento. Otras dos víctimas más también buscaron atención médica por lesiones que no amenazaban la vida. Kraus también enfrenta otros cargos de agresión en segundo grado derivados de esos lesionados.

El fiscal del condado de Hennepin, Mike Freeman, admitió que el cargo de asesinato intencional en segundo grado contra Kraus es agresivo y dijo: “Estaba al menos parcialmente borracho, condujo hasta las barricadas en Lake Street, decidió que las iba a pasar y aceleró”.

“Su comportamiento y admisión para conducir intencionalmente hacia los manifestantes es una razón importante por la que lo hemos acusado de asesinato intencional en segundo grado”, agregó Freeman. “Esta oficina está impactada por este nivel de violencia en nuestras calles”.

Los mismos manifestantes detuvieron a Kraus esa noche, quien, según dicen, intentó huir de la escena. Los manifestantes lo mantuvieron detenido hasta que llegó la policía y lo detuvieron.

Una orden judicial abierta recientemente para recolectar una muestra de sangre del conductor dice que Kraus les dijo a los oficiales, mientras estaba esposado y sentado en un patrullero, que su nombre era “Jesucristo” y “Tim Burton”, y que “ha sido carpintero durante 2000 años”. También supuestamente dijo que quería “llevar a sus hijos al Super Bowl” y le preguntó a un oficial si le dirían a su madre fallecida que “ella no le agrada”.

La policía dijo que sus pupilas eran pequeñas y que no reaccionaban ni cambiaban de tamaño incluso cuando le iluminaban los ojos con una luz de flash.

Los registros muestran que Kraus no tiene una licencia de conducir válida como resultado de que ha cometido múltiples delitos de manejo en estado de embriaguez. Kraus le dijo a la policía que el vehículo que conducía estaba a nombre de otra persona porque no tenía licencia y “necesitaba usar una laguna jurídica para obtener el automóvil”.

Freeman dijo que no hay evidencia de que el motivo de Kraus fuera político. Añadió que el incidente parece ser el último y más grave de una larga lista de enfrentamientos de este individuo con la ley provocados por el alcohol.