Kim Jong-Un afirma estar listo para el “diálogo”, pero también para la confrontación con Estados Unidos

El líder norcoreano dijo que su país debe prepararse para un posible diálogo con Estados Unidos, pero en especial para "una confrontación"

Kim Jong-Un afirma estar listo para el “diálogo”, pero también para la confrontación con Estados Unidos
Kim Jong-un, líder de Corea del Norte.
Foto: EFE

Kim Jong-un, líder de Corea del Norte, instó a su país a prepararse “tanto para el diálogo como para la confrontación” con Estados Unidos, es especial para esto último, tras un “análisis detallado” del gobierno del actual presidente estadounidense, Joe Biden, destacó la agencia estatal KCNA.

El líder norcoreano llamó más al país a “prepararse plenamente para la confrontación para proteger la dignidad y los intereses” de la nación y para “garantizar un entorno pacífico y seguro”.

Las declaraciones del líder norcoreano dieron durante su intervención en una reunión plenaria del partido único norcoreano, y que fueron recogidas por los medios estatales.

Kim apostó por esta estrategia en respuesta “a las emergentes tendencias políticas de la nueva Administración de Estados Unidos” encabezada por Joe Biden, y durante la tercera sesión plenaria del Partido de los Trabajadores, celebrada en la víspera, según la agencia de noticias norcoreana KCNA.

Kim Jong-un y su posible diálogo con Estados Unidos

Estas palabras de Kim se consideran las primeras en las que alude de forma directa al posible diálogo con Washington desde la llegada al poder de Biden, cuyo Gobierno apuesta por una vía intermedia a la de administraciones anteriores de Estados Unidos y persigue un diálogo por fases para reavivar unas conversaciones estancadas desde 2019.

El secretario general del partido único y dictador del régimen “destacó la necesidad de prepararse tanto para el diálogo como para el conflicto”, destacó la agencia de noticias estatal KCNA.

Reacciona Corea del Norte a mensaje de Biden 

El mensaje de Kim llega después de que Biden anunciara que optará por “implicarse diplomáticamente” con Seúl con vistas a que Pionyang “tome medidas pragmáticas que reduzcan las tensiones” y dirigidas a al objetivo final de desnuclearización de la península de Corea, tras reunirse en Washington con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, a finales del mes pasado.

Pionyang, más aislado que de costumbre debido a sus estrictas medidas para evitar que la COVID-19 se propague en el país, no había respondido, al menos públicamente, a las peticiones que Washington lleva planteando desde febrero para retomar las conversaciones sobre desnuclearización.

En la tercera jornada de la sesión plenaria del partido, Kim Jong-un también firmó una “orden especial” dirigida a mejorar las condiciones de vida en el país, lo que constituye el “punto principal” de la reunión.

Reconoce situación alimentaria tensa

En este sentido, se adoptó una resolución para “alcanzar de forma incondicional los objetivos del plan de producción de cereales, concentrando todos los esfuerzos del Partido, del Ejército y de todo el pueblo en la agricultura durante este año”.

Kim admitió en una intervención previa en la sesión plenaria que “la situación alimentaria de la población se está volviendo tensa”, lo que se atribuye al impacto de fenómenos meteorológicos sobre su producción agrícola y al blindaje de fronteras y rechazo a la entrada humanitaria del exterior por miedo a la propagación de la COVID-19.

También puedes leer: