Peores errores a evitar cuando cocinas huevos duros

Uno de los errores más comunes al preparar huevos duros es agregarlos a la olla con el agua hirviendo; los expertos comparten los secretos para cocinar unos huevos duros perfectos

Una de las claves para unos huevos duros perfectos es no cocinarlos en exceso.
Una de las claves para unos huevos duros perfectos es no cocinarlos en exceso.
Foto: Jane D. / Pexels

Una de las maneras más popular de cocinar los huevos son los huevos hervidos o huevos duros. Son excelentes para disfrutar en sándwiches, ensaladas y otros platillos. Cocinarlos puede parecer un método sencillo pero tiene su ciencia y algunos errores pueden provocar que los huevos se rompan, tengan una yema gris, textura gomosa o una cocción que no es uniforme.

Colocas los huevos en agua hirviendo

Un error común que provoca que los huevos se rompan al cocinar los huevos es colocarlos en agua hirviendo. Los huevos fríos del refrigerador también tienen más probabilidades de romperse cuando se ponen en contacto directo con agua caliente, afectando su forma y textura.

Coloca los huevos en la olla vacía y luego cubre con agua fría, el agua debe estar aproximadamente una pulgada más alta que los huevos. Coloca en el fuego alto, cubre la olla con una tapa, deja que gradualmente alcancen la temperatura y se cocinen de manera uniforme.

Los cocinas demasiado

Una de las claves para unos huevos duros perfectos es no cocinarlos en exceso, lo que puede dejar un anillo gris alrededor en la yema y con una textura un poco gomosa.

Egg Info recomienda que cuando el agua esté casi hirviendo, se programe un temporizador con siguientes tiempos: 7 minutos para un huevo mediano; 8 minutos para un huevo grande y 9 minutos para un huevo extra grande.

Cómo pelar fácilmente los huevos

Los huevos duros son mejores cuando no están demasiado frescos, se pelarán mejor y evitarás que la mitad del huevo se desprenda con la cáscara. Cuanto menos fresco esté el huevo, más fácil será pelarlo.

Deja que el huevo se enfríe por unos minutos antes de pelarlo. Colócalos en un recipiente con cubitos de hielo y agua durante al menos un minuto. El enfriamiento rápido ayuda a evitar que se forme un anillo verde alrededor de las yemas y a retirar la cáscara con mayor facilidad.

Para evitar que se rompan los huevos y facilitar la manera de pelarlos solo necesitas hacer un pequeño agujero en un extremo de la cáscara (en la parte superior) antes de ponerlos en el agua hirviendo. Usa algo pequeño como una tachuela.

Te puede interesar: