La Cámara aprueba un proyecto de ley de voto, pero se espera que lo bloqueen en el Senado

La Cámara de Representantes aprobó el proyecto de ley de de Derecho al Voto John Lewis, pero la legislación sobre el derecho al voto enfrenta una batalla cuesta arriba en el Senado

Nancy Pelosi durante la rueda de prensa después de la aprobación del proyecto de ley.
Nancy Pelosi durante la rueda de prensa después de la aprobación del proyecto de ley.
Foto: NICHOLAS KAMM / AFP / Getty Images

La Cámara de Representantes aprobó el martes el proyecto de la Ley de Promoción de los Derechos Electorales John Lewis, que tiene como objetivo fortalecer un componente clave de la histórica Ley de Derechos Electorales de 1965, después de que fue debilitada por dos decisiones de la Corte Suprema, según ABC News.

La legislación, que lleva el nombre del difunto ícono de los derechos civiles, fue aprobada en la Cámara con una votación final de 219-212. No hubo apoyo republicano.

El proyecto de ley se basa en restaurar la supervisión federal de las leyes electorales estatales bajo la Ley de Derechos Electorales de 1965 y expandir su alcance, y los demócratas tomaron medidas para fortalecer un logro legislativo culminante de la era de los derechos civiles, en medio de una renovada lucha nacional por el derecho al voto y el acceso a las urnas.

La HR 4 restablecería la fórmula de autorización previa de la Ley de derechos de voto de 1965, que fue derogada por la Corte Suprema en 2013.

La Sección 5 de la Ley de Derechos Electorales, una disposición clave que ordenaba la revisión federal de las leyes electorales locales y de los estados con un historial de discriminación electoral, fue eliminada después de que el condado de Shelby, Alabama, presentó una demanda en Washington, D.C.

La Corte Suprema dictaminó que exigir a los estados que busquen la aprobación del Departamento de Justicia antes de cambiar los procedimientos de votación era inconstitucional.

Al menos 17 legislaturas estatales lideradas por republicanos aprobaron restricciones del derecho al voto para los electores recientemente, y los demócratas y los defensores del derecho al voto aseguran que este proyecto de ley garantizará el acceso a las boletas para los votantes minoritarios.

Los republicanos de la Cámara criticaron el proyecto de ley también conocido como como una “toma de control federal de las elecciones” y una “toma de poder” por parte de los demócratas que socavaría el proceso electoral estatal.

Los defensores del proyecto de ley lo enmarcaron como un complemento vital del otro proyecto de ley electoral importante de los demócratas, la Ley Para el Pueblo, para detener y revertir esa reducción del derecho al voto, que se ha estancado en el Senado en medio de un obstruccionismo republicano.

Pero si se convierte en ley junto con el otro proyecto de ley electoral de los demócratas, la Ley Para el Pueblo, muchas de esas restricciones podrían neutralizarse y probablemente evitar que se aprueben nuevamente.

El proyecto de ley de derecho al voto aprobado en la Cámara el martes ahora enfrenta una batalla cuesta arriba similar este año, a medida que avanza hacia el Senado, donde hay una fuerte oposición republicana a leyes que defiendan los derechos electorales.