Juicio que enfrenta Pablo Lyle y su cuñado fue aplazado hasta febrero de 2022

Será hasta el 2022 cuando Pablo Lyle y Lucas Delfino reciban sentencia de la demanda civil interpuesta por el hijo del hombre que perdió la vida luego de ser golpeado por el actor

Pablo Lyle.
Pablo Lyle.
Foto: Mezcalent

El juicio civil que enfrenta el actor Pablo Lyle y su cuñado, Lucas Delfino, fue postergado y será hasta febrero de 2022, cuando ambos conozcan la sentencia que dictará un juez a la demanda interpuesta por Juan Ricardo Hernández Jr., hijo del hombre de nacionalidad cubana que murió luego de protagonizar una discusión de tránsito.

El pasado mes de agosto los familiares de Juan Ricardo Hernández interpusieron una demanda civil en contra del actor y su cuñado, en la que solicitaron una compensación económica de por lo menos $100 mil dólares, de la que Lucas Delfino pretendía deslindarse alegando que no tuvo nada que ver con la muerte del hombre de 63 años y pidió a su aseguradora que se hiciera cargo de dicha demanda, así como de la indemnización.

Sin embargo, durante la audiencia que se llevó a cabo el 14 de septiembre, el juez Peter López decidió aplazar la sentencia hasta febrero de 2022, según fue conformado por el programa ‘Ventaneando’, en donde retomaron el pleito legal del que tampoco se podrá salvar Lucas Delfino.

De acuerdo con la emisión, el juez decidió dar más tiempo debido a los alegatos de la aseguradora, quienes no están de acuerdo en cubrir con los gastos que solicitó Delfino debido a que, según el tipo de póliza que tenía contratado, ellos no tienen ninguna obligación de defenderlo o respaldarlo.

Recordemos que, durante la primera audiencia, los abogados de Lucas Delfino intentaron limpiar su nombre asegurando que él únicamente estuvo en el lugar de los hechos, pero no fue el responsable de propinar los golpes que acabaron con la vida del hombre.

El señor Delfino no tenía control sobre el puño de su cuñado. El señor Delfino solo estuvo en el lugar de los hechos, pero el señor Lyle es quien dio los golpes. No hay acusación alguna de que el señor Delfino haya tocado a la víctima. Lo único que se sabe es que el señor Delifino había salido de su auto, por lo tanto, el señor Delfino no debe nada al demandante“.

Cabe destacar que esta demanda civil es independiente al caso judicial que enfrenta Pablo Lyle tras el incidente vial por el que se encuentra bajo arraigo domiciliario desde el 31 de marzo de 2019, mismo que deberá cumplir portando en el tobillo un monitor GPS que le permite a las autoridades vigilar sus movimientos las 24 horas del día.

También te puede interesar: