Eduardo Yáñez anuncia que cerrará su tienda de overoles por falta de ventas

Eduardo Yáñez, de 61 años, explicó en Instagram que decidió cerrar su tienda de overoles porque él y su socia no supieron hacer un buen manejo del negocio

Eduardo Yáñez anunció que cerrará su tienda porque no estaba vendiendo lo esperado.
Eduardo Yáñez anunció que cerrará su tienda porque no estaba vendiendo lo esperado.
Foto: Mezcalent

A la par de su carrera como actor, en 2019 Eduardo Yáñez cumplió el sueño de convertirse en dueño de su primera tienda de overoles; sin embargo, debido a que los resultados no fueron los esperados, este lunes 27 de septiembre anunció el cierre de su negocio.

El artista de 61 años ha disfrutado de una exitosa carrera en cine y televisión; sin embargo, la suerte parece estar en su contra dentro del mundo de los negocios, tal como lo reveló el pasado lunes a través de un video publicado en Instagram, en donde el actor confirmó que junto a su socia decidió cerrar la tienda de ropa virtual.

“La noticia, mala noticia, regular noticia es que la tienda de overoles Eduardo Yáñez se cierra, mi socia Johana Ardilla de Bucaramanga en Colombia, y yo hemos decidido romper nuestra sociedad, por el momento cerrar la tienda”.

Y acepta que lamentablemente no hicieron un buen trabajo como dueños, ya que durante los meses que permaneció abierta su tienda, no estaban generando las ventas esperadas y contrario a ello, eran mayores los gastos de envío de sus productos.  

“Honestamente creo que nosotros hicimos un mal manejo en cuestión de mercadotecnia con el producto y el resultado de eso eran ventas muy bajas y nos costaba más caro mandar por correo las piezas que se compraban, sobre todo cuando compraban una sola”.

El protagonista de ‘Amores verdaderos’ y ‘Destilando amor’ detalla que las pérdidas que reporta se deben a que nunca quiso subir el precio de la ropa, puesto que la idea era que siempre fuera accesible para todo tipo de consumidores.

Aunque esta es una mala noticia, Yáñez también espera que en un futuro pueda retomar este mismo proyecto, ya que su tienda de overoles es una ilusión que quiere seguir viendo materializada, eso sí, con una buena planeación que lo lleve a mejorar las ganancias.

“Nunca quitaré el dedo del renglón porque es una ilusión para mí la tienda de overoles y la abriré quizá en otras condiciones y con mejores planes”.

Finalmente agradeció a todos aquellos que compraron y que se divirtieron un poco con su tienda.

También te puede interesar: