VIDEO: La lava del volcán de La Palma llegó al Atlántico

Luego de diez días de la erupción inicial del volcán en La Palma, la lava que ya arrasó con más de 200 hectáreas llegó al Atlántico este martes

La lava expulsada por el volcán en La Palma llega a aproximadamente 46 millones de metros cúbicos y este martes tocó al océano Atlántico.
La lava expulsada por el volcán en La Palma llega a aproximadamente 46 millones de metros cúbicos y este martes tocó al océano Atlántico.
Foto: DESIREE MARTIN / Getty Images

Diez días después de hacer erupción en La Palma, la lava del volcán Cumbre Vieja llegó este martes al Atlántico. Desde entonces, se calcula que 46 millones de metros cúbicos de lava han arrasado con carreteras, viviendas e iglesias en su paso hasta llegar al mar.

En casi dos semanas, el Cumbre Vieja ya ha expulsado más lava que el Teneguía en dos meses hace ya 50 años. En su camino al mar el magma se llevó consigo centenares de casas en Todoque y La Laguna. A pesar de la emisión de gases hacia la atmósfera producto del contacto de la lava con el mar, expertos indican que este hecho no es de mucha relevancia científica.

A pesar de que se esperaba que este hecho ocurriera pocos días después de la erupción inicial, las coladas que se realizaron en el terreno de la isla lograron disminuir significativamente la velocidad de la lava. No obstante, en los últimos días se han registrado múltiples explosiones volcánicas, lo que aceleró el paso de la lava hasta que finalmente llegó al mar.

El magma se encuentra aproximadamente a una temperatura de 1,000 grados centígrados y el agua del Atlántico, por la temporada, no debe pasar los 20 grados en la actualidad.

El contacto entre ambos líquidos genera gases tóxicos ya que el agua contiene cloruros, carbonatos, sulfatos, iodo y flúor. Cuando el agua y la lava entran en contacto lo primero que saldrá despedido será vapor, pero la reacción química entre los compuestos antes mencionados y las altas temperaturas pueden provocar que se combinen con el vapor de agua, lo que produciría irritación de la piel, los ojos y de las vías respiratorias de todo aquel que esté cerca.

Ante esta amenaza, las autoridades locales evacuaron días antes a la población alrededor de Playa Nueva, lugar donde se encontraron la lava y el agua.

Hasta el momento, la lava ha “consumido” 656 viviendas y ha recorrido más de 200 hectáreas desde hace más de una semana. Más de 6,000 personas han sido evacuadas, de unas 85,000 en total que viven en La Palma.

Lee también: