Día Nacional del Café: 6 maneras más saludables de beber café, según los nutricionistas

Beber café puede ofrecer múltiples beneficios para tu salud, pero es muy importante el cómo lo consumes para aprovechar de mejor manera sus efectos positivos. Te compartimos seis maneras hacer que tu café sea saludable

Filtrar el café reduce los diterpenos, sustancias que pueden elevar el colesterol "malo".
Filtrar el café reduce los diterpenos, sustancias que pueden elevar el colesterol "malo".
Foto: Hanna Auramenka / Pexels

El café es una bebida que puede ofrecer múltiples beneficios para tu salud. No solo es una bebida estimulante, es rica en antioxidantes y la investigación actual ha encontrado que puede favorecer la memoria, reducir el riesgo de enfermedades cardiacas, diabetes, enfermedades en el hígado e incluso disminuir el riesgo de distintos tipos de cáncer.

Para aprovechar los beneficios del café es importante la cantidad que consumes al día y también cómo lo preparas.

6 maneras de hacer tu café más saludable

1. Evita agregar azúcar

Una taza de café negro tiene menos de 5 calorías y no tiene grasa. El azúcar añadido no solo agrega calorías y favorece la obesidad, también puede hacer que tu bebida sea menos saludable.

Las bebidas endulzadas con azúcar favorecen la inflamación crónica. De acuerdo a la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) el alto consumo de azúcar también está relacionado con un mayor riesgo diabetes y enfermedad cardíaca. El café negro saberte amargo al principio, pero con el tiempo sus papilas gustativas se adaptarán al sabor intenso.

La AHA sugiere un consumo máximo de 6 cucharaditas de azúcar añadido al día para la mayoría de las mujeres y no más de 9 cucharaditas para los hombres.

2. Consume con moderación

Beber café con moderación puede ser pueden aumentar el estado de alerta, la energía y la capacidad de concentración. Entre 3 y 5 tazas de café se considera un consumo moderado. Pero beber en exceso puede tener efectos negativos.

La Fuente de Nutrición de Harvard señala que las dosis altas de cafeína pueden provocar ansiedad, inquietud, insomnio y aumento de la frecuencia cardíaca. Algunos estudios también señalan al exceso de café puede afectar el volumen cerebral.

Una taza de 8 onzas de café preparado contiene aproximadamente 95 mg de cafeína. Una cantidad moderada es un promedio de 400 mg de cafeína.

3. Evita cremas artificiales y bajas en grasa

Preparar tu café con crema añade una gran cantidad de calorías. En cada 2 cucharadas de crema batida hay 101 calorías pero las cremas artificiales y bajas en grasa tampoco serían la opción ideal. Las cremas artificiales suelen ser altamente procesadas, están llenas de ingredientes y de azúcar.

En lugar de una crema no láctea, puedes agregar leche o un poco de crema entera.

4. Fíltralo

El café sin filtrar (como el de prensa francesa y turco) contiene sustancias llamadas diterpenos que pueden elevar el colesterol LDL “malo” y los triglicéridos. Saber esto puede ser especialmente útil para las personas que saben que tienen altos los niveles de colesterol.

El café sin filtrar no aumenta el riesgo de mortalidad cardiovascular, excepto en hombres de 60 años o más, dijo el investigador Dag S. Thelle a través de la Sociedad Europea de Cardiología. Harvard señala que el café filtrado y el café instantáneo casi no contienen diterpenos.

5. Agrega un poco de canela o cacao

Agregar un poco de cacao sin azúcar es una buena adición a tu café. El cacao es rico en flavonoides, poderosos antioxidantes con efectos antiinflamatorios. Harvard señala que se ha demostrado que los flavonoides favorecen la producción de óxido nítrico que ayuda a relajar los vasos sanguíneos y mejorar el flujo sanguíneo.

La canela es una especia que puedes agregar a tu café en lugar de azúcar. Además, algunos estudios han encontrado que la canela puede ayudar a reducir la glucosa en sangre.

6. Evita tomarlo al final del día

Beber café al final del día puede afectar la calidad del sueño debido a la cafeína. Aunque no todas las personas tienen la misma sensibilidad a la cafeína.

Los efectos estimulantes de la cafeína pueden comenzar entre los 15 y 30 minutos luego de la ingestión y duran un promedio de cuatro horas, según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

Te puede interesar: