¡Kim Kardashian en peligro nuevamente! Su eterno hostigador volvió a entrar a la zona residencial de la ex de Kanye West

Nicholas Costanza, el hostigador de más vieja data de Kim Kardashian, volvió a vulnerar la orden de alejamiento y logró estar muy cerca de la famosa. La policía acudió al instante

Kim Kardashian vuelve a ser acosada.
Kim Kardashian vuelve a ser acosada.
Foto: David McNew. / Getty Images

Uno de los hostigadores más persistente de los muchos que ha tenido Kim Kardashian a lo largo de los últimos años, Nicholas Costanza, volvió a entrar a la zona residencial donde vive la ex de Kanye West con sus hijos en San Fernando, cerca de la ciudad de Los Ángeles, California hace casi 10 días. Literal, Kim Kardashian volvió a estar en peligro.

La buena noticia es que el equipo de seguridad de la residencia de Kim Kardashian pudo interceptar al hostigador antes de que este tratara de irrumpir en la propia casa de la socialité, por lo que las autoridades policiales llegaron rápidamente al lugar de los hechos, tras ser avisadas por los guardaespaldas, para proceder a su arresto. Semejante delito implica para su hostigador una pena de prisión vinculada a una fianza de 150.000 dólares, ya que sobre él pesaba ya una orden de alejamiento que fue vulnerada con su última acción.

Esta medida de protección es por los próximos cinco años y la emitió un juez del estado De California el pasado julio, después de que el hostigador intentara acceder ilegalmente a la propiedad para entregar a la celebridad una carta que contenía un anillo de compromiso, un certificado falso de matrimonio y una píldora del día después. En total, ya se han registrado tres intentos de allanamiento de morada desde el pasado mes de febrero, lo que explica entre otras cosas el nivel de preocupación que invadía a Kim Kardashian al saberse en peligro. Por esta razón decidió tomar medidas legales en el asunto.

Curiosamente, la hermana de Kylie Jenner tuvo que acudir al juzgado el pasado verano solo unas semanas después de que otro magistrado aprobara su petición para interponer una orden de alejamiento temporal contra otro hostigador que no dejaba de hacerle la vida imposible. En ese caso, el criminal no fantaseaba con ideas tales como la de contraer matrimonio con la socialité, sino que simplemente pretendía mantener “relaciones físicas” con Kim Kardashian.

Sigue leyendo: