Dos policías fueron acusados por la muerte de un afroamericano que recibió 76 disparos en Georgia

Dos agentes de la ley han sido acusados por el asesinato de un hombre en Atlanta que recibió 76 disparos durante un intento de arresto en 2016

Las muertes de afroamericanos por agentes del orden generaron protestas en todo EE.UU.
Las muertes de afroamericanos por agentes del orden generaron protestas en todo EE.UU.
Foto: Archivo/CHANDAN KHANNA / AFP / Getty Images

Un gran jurado de Georgia emitió el martes una acusación de ocho delitos contra dos agentes de la ley en relación con el asesinato de un hombre en 2016 que recibió 76 disparos durante un intento de arresto, en el área de Atlanta.

Eric Heinze, inspector jefe adjunto de la Fuerza de Tarea para Fugitivos Regional Sureste de los Marshalls de EE.UU. y Kristopher Hutchens, un oficial de policía del condado de Clayton que trabaja con un grupo especial para fugitivos, fueron acusados formalmente de homicidio grave, asalto agravado, robo, hacer declaraciones falsas y violación de juramento de un funcionario público, informaron varios medios.

Jamarion Robinson, de 26 años, fue tiroteado decenas de veces por la policía cuando 16 agentes derribaron la puerta y allanaron la casa de su novia en 2016.

Los miembros del grupo especial para fugitivos le dijeron a la Oficina de Investigaciones de Georgia (GBI) que Robinson les había disparado un arma de fuego dos o tres veces el 5 de agosto de 2016, después de que los oficiales irrumpieron en el apartamento de su novia en East Point, un suburbio del condado de Fulton en Atlanta.

La familia de Jamarion Robinson ha impugnado desde entonces los relatos de las fuerzas del orden sobre lo que sucedió esa tarde.

El tiroteo fatal de Robinson, quien era afroamericano y que según su familia tenía esquizofrenia, desencadenó protestas por la injusticia racial y el abuso policial, lo que tensó las relaciones entre las autoridades policiales locales y sus socios federales.

El abogado Gerald Griggs, cercano a la familia de Robinson, dijo que la familia celebró la decisión, que han estado esperando durante cinco años.

El incidente tuvo lugar porque los agentes de los Marshalls creían que el exjugador de fútbol americano universitario era responsable de apuntar con un arma a agentes de Atlanta y huir.

Desde los primeros disparos de advertencia hasta que terminó el tiroteo, el sonido de casi 3 minutos de disparos fue captado en el teléfono celular de un residente que estaba cerca.

Los investigadores no han dicho cuántos disparos recibió Robinson, pero el médico forense del condado de Fulton dijo que recibió 76 disparos, según Fox 61.

La activista comunitaria Nicole Borden caminó por el apartamento después de que la Oficina de Investigaciones de Georgia (GBI) procesara la escena. Ella cree, al igual que la familia, que el uso de la fuerza fue excesivo. En las paredes se pueden ver las marcas del investigador, contando el número de agujeros de bala.

“A medida que subes las escaleras, los números siguen aumentando. Quince, 20 y empiezas a pensar, ¿cuándo vas a dejar de contar? Quiero decir, el número 68. ¿Te imaginas yendo a la escena de un crimen y ves la bala número 68? dijo Borden a Fox 61.

Los agentes de U.S. Marshalls dijeron que Robinson tenía un arma. Pero Borden cuestiona cómo pudo recibir seis heridas de bala en la mano, una de ellas en la palma de la mano, si estaba sosteniendo y disparando un arma.

También quiere saber por qué fue necesario un investigador privado contratado por la familia para encontrar dos balas disparadas directamente al suelo, donde yacía el cuerpo de Robinson.

Los eventos que llevaron a la muerte de Jamarion Robinson no fueron captados por cámaras con fotos o videos.

Los agentes de los Marshalls no usan cámaras corporales, incluso cuando cumplen órdenes de arresto. Estos alguaciles son agentes federales dentro del Departamento de Justicia. A pesar de que el Departamento de Justicia ha otorgado más de $20 millones de dólares en subvenciones para apoyar los programas de cámaras corporales en los departamentos de policía locales, no equipa a sus propias fuerzas del orden con ellas.

Te puede interesar:

Investigación halla que más de la mitad de las muertes causadas por la policía no se reportan

Una nueva unidad del gobierno federal supervisará las prácticas de la policía en EE.UU.

El Departamento de Justicia restringe el uso de llaves de estrangulamiento y entradas sin avisar