Examen de manejo DMV: por qué los nuevos conductores reprueban

Además de la falta de experiencia, los nuevos conductores tienden a fallar en la prueba de manejo del DMV debido a varios errores muy bien demarcados por los expertos

Los conductores inexpertos tienden a fallar en la prueba de manejo del DMV.
Los conductores inexpertos tienden a fallar en la prueba de manejo del DMV.
Foto: Dids / Pexels

Una vez se aprueba el examen escrito, la prueba de manejo del Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) pasa a representar el desafío más difícil para los nuevos conductores. En esta prueba ya no se trata de situaciones supuestas, sino de situaciones reales y cotidianas a las que el solicitante de una licencia deberá enfrentarse si desea obtener privilegios para conducir legalmente en Estados Unidos. En ese sentido, las habilidades para operar un auto no solo serán verificadas en distintos contextos (calles, avenidas y distintos tipos de carretera) sino también ante distintas situaciones que pueden surgir o que pueden ser creadas como parte de la evaluación.

Por esas razones, existe en torno a esta prueba cierto temor, aunque las autoridades aseguran que todo conductor que se prepare correctamente podrá superarla sin problemas. Además de las distintas recomendaciones que existen en los sitios oficiales de cada estado, algunos sitios especializados, como DMV.org, enumeran algunos de los errores que llevan a los conductores inexpertos a reprobar esta prueba:

1. Nervios y falta de confianza, los cuales provocan disminución de la concentración, pérdida de control de los movimientos y falta de memoria para recordar las normas necesarias.

2. Práctica insuficiente anterior a la prueba.

3. No detenerse por completo cuando sea necesario en ciertas situaciones: giros en intersecciones o presencia de un semáforo.

4. No mantener la distancia preventiva con respecto a otros conductores durante la prueba.

5. No controlar la velocidad al volante.

6. Conducir con una sola mano en lugar de usar las dos.

7. Cambiar de carril incorrectamente o sin previo aviso a otros conductores.

8. No considerar las condiciones de la carretera o las condiciones climáticas para adaptar su desempeño a ellas.

9. No saber cómo estacionarse en paralelo.

10. No ceder el paso a los peatones que transitan por las calles.

A esta larga lista de errores se agrega el estado del vehículo que se use para presentar la prueba. Antes de iniciar la misma, el evaluador asignado verificará el vehículo, sus funciones y como el conductor está familiarizado con ellas para poder determinar si podrá usarlas cuando sea preciso. Por esa razón, es recomendable que se verifiquen faros, luces traseras, luces de cruce, sistemas de seguridad pasivos (principalmente cinturones de seguridad) y limpiaparabrisas antes de asistir a la cita con el DMV. También suele ser de mucha ayuda practicar con los distintos controles dispuestos en el auto para saber su ubicación y estar familiarizado con ellos.

También te puede interesar: Examen de manejo DMV: cuántas secciones lo componen