Cuáles son las restricciones para conductores mayores en California

Debido a algunas condiciones de salud, los conductores mayores en California deben hacer uso de sus privilegios cumpliendo con ciertas restricciones para mantenerse seguros

Los privilegios de los conductores mayores en California están restringidos debido a ciertos problemas de salud.
Los privilegios de los conductores mayores en California están restringidos debido a ciertos problemas de salud.
Foto: Tim Samuel / Pexels

Como sucede en otros estados, el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) de California impone restricciones a sus conductores mayores cuando estos ya no cumplen con ciertas condiciones físicas para hacer uso de sus privilegios. Estas restricciones permiten garantizar su seguridad y provienen, principalmente, de las pruebas de visión y los exámenes de manejo que a veces son necesarios para la renovación de una licencia de conducir a edad avanzada en el estado. Son consideradas discrecionales, pero también pueden coexistir con algunas dispuestas en las leyes que se consideran obligatorias para todos los conductores con estas características.

De acuerdo con el DMV de California, las restricciones más comunes impuestas a los conductores mayores que renuevan su licencia de conducir son las siguientes:

1. No pueden conducir en autopistas.

2. Deben instalar un espejo lateral derecho adicional.

3. Solo pueden conducir desde el amanecer hasta el atardecer, la conducción nocturna está prohibida.

4. Deben conducir en horas ligeras, las horas pico están prohibidas.

5. Deben instalar soportes adicionales para mantener una postura segura.

6. Solo pueden conducir en ciertas áreas.

7. Deben usar lentes especiales con visión telescópica.

La imposición de estas restricciones suele variar según sea el caso. En ese sentido, algunas pueden estar presentes y otras no.

En líneas generales, las restricciones que se aplican a los conductores mayores responden al deterioro de su visión, que es uno de los sentidos más afectados con el paso de la edad o por la presencia de ciertas enfermedades degenerativas. Cuando los pacientes cumplen con otras condiciones como demencia, diabetes o pérdida de conciencia, las autoridades pueden sumar otras prohibiciones específicas para cada caso con la intención de garantizar la seguridad del conductor.

Las restricciones también pueden estar justificadas por el desempeño que demuestran los conductores mayores al momento de las pruebas correspondientes. Esto se debe a que el envejecimiento puede causar problemas de coordinación y afectar la velocidad de respuesta ante ciertas situaciones propias del hecho de conducir: desde girar el volante rápidamente hasta dirigir la mirada hacia cierto punto mientras el auto está en movimiento.

Por otra parte, a todo lo anterior se suma la relación estrecha que existe entre los conductores de edad avanzada y el consumo de medicamentos recetados. Esta relación, muchas veces de dependencia para mantener su salud, puede afectar considerablemente su capacidad para conducir.

También te puede interesar: Cómo solicitar placas de matrícula para personas discapacitadas en California