El temor por Ómicron hace cambiar o incluso cancelar los planes navideños

La nueva variante del covid-19 se cierne como una sombra de amenaza en la segunda temporada navideña bajo pandemia, para la frustración de muchos que esperaban que esta permitiera mucho más de lo que se permitió el año pasado, y con ello dar un nuevo impulso a la economía

La variante Ómicron del coronavirus está cambiando los planes navideños en muchas partes del mundo.
La variante Ómicron del coronavirus está cambiando los planes navideños en muchas partes del mundo.
Foto: TOLGA AKMEN / AFP / Getty Images

Mientras las celebraciones por la temporada de fin de año en Europa han comenzado a verse reducidas, en Estados Unidos los llamados a vacunarse suben de tono. Todo esto, por una sola razón: Ómicron.

La nueva variante del covid-19 se cierne como una sombra de amenaza en la segunda temporada navideña bajo pandemia, para la frustración de muchos que esperaban que esta permitiera mucho más de lo que se permitió el año pasado, y con ello dar un nuevo impulso a la economía.

El viernes, Escocia y Gales se comprometieron a aportar millones de libras a las empresas que han resultado afectadas por la más reciente ola de infecciones en Gran Bretaña.

Contagios y presión

Esta medida pone más presión sobre los hombros del primer ministro, Boris Johnson, pues no son pocos quienes piden que haga lo mismo en Inglaterra.

Rishi Sunak, secretario del Tesoro de Reino Unido, ha tenido encuentros con representantes de empresas, quienes han sido claros en su exigencia de mayor apoyo.

Los empresarios denunciaron además un “confinamiento furtivo”, por medio del cual el gobierno pide a la gente que reduzca lo más posible las actividades sociales, aunque las normas no son, al menos en lo oficial, tan estrictas como lo han sido en otros momentos de la pandemia.

En Dinamarca, las autoridades cerraron salas de conciertos, teatros, museos y parques de atracciones para combatir la rápida propagación que se ha reportado.

El caso de Estados Unidos

De este lado del Atlántico, el gobierno del presidente Biden no ha endurecido las restricciones, pero sí ha planteado escenarios funestos con los que espera que quienes no lo han hecho todavía, acudan a vacunarse.

Citado por The Associated Press, Jeff Zients, coordinador de la respuesta de la Casa Blanca al coronavirus, ha llamado con urgencia: “Para los que no están vacunados, les espera un invierno de graves enfermedades y muertes para ustedes mismos y sus familias. Su decisión además contribuirá a que pronto los hospitales se saturen”.

Bill de Blasio, alcalde de Nueva York, asegura que Ómicron ya está “en pleno apogeo” en la ciudad.

El jueves, los casos alcanzaron un récord diario, superando los 8,300 contagios. Sin embargo y por fortuna, hasta ahora las hospitalizaciones y los decesos se encuentran muy por debajo del pico observado en la primavera de 2020. Debajo también de la cifra de esta misma época el año pasado.

No te quedes sin leer:
Reportan casos de Ómicron en 44 estados mientras aumentan los casos de covid-19 en EE.UU.