Niños de California mayores de 12 años podrían recibir vacuna Covid-19 sin aprobación de los padres

Un proyecto de ley presentado por legislador demócrata permitirá que los niños mayores de 12 años puedan recibir la vacuna Covid-19 en California, sin el consentimiento o el conocimiento de sus padres

Los niños mayores de 12 años podrán optar por recibir la vacuna Covid-19 sin la aprobación de sus padres.
Los niños mayores de 12 años podrán optar por recibir la vacuna Covid-19 sin la aprobación de sus padres.
Foto: Frank Meriño / Pexels

Según un proyecto de ley presentado el jueves por un legislador de California, los jóvenes mayores de 12 años del estado podrían tomar sus propias decisiones y recibir la vacuna Covid-19, sin requerir el consentimiento de sus padres.

El Proyecto de Ley del Senado 866 del senador demócrata Scott Wiener permitiría vacunar a los niños de 12 años en adelante, incluso contra el Covid-19, sin el consentimiento o conocimiento de sus padres.

El proyecto de ley es el primero propuesto este año por un grupo de legisladores demócratas que se ha comprometido a fortalecer las leyes de vacunación y combatir la desinformación en medio de la pandemia de COVID-19.

“Hay muchos estudiantes que usarían este proyecto de ley”, dijo a Los Ángeles Times, Ani Chaglasian, adolescente de 17 años, quien vive en Glendale y es embajadora de Teens for Vaccines, una organización que ofrece consejos a adolescentes con padres que son antivacunas o escépticos de las inoculaciones. “Hay ventanas emergentes de vacunas en nuestra escuela y podrían hacer esto sin tener que lidiar con la reacción violenta en sus familias”.

El proyecto de ley seguramente desencadenará un debate febril muy familiar en Sacramento, que se superpondrá con temas polémicos relacionados con el derecho de los padres a tomar decisiones médicas para sus hijos.

Los cambios en las leyes de vacunas en las escuelas han dado lugar previamente a intensas deliberaciones, protestas prolongadas y arrestos.

El año pasado, los legisladores dijeron que planeaban analizar las amplias exenciones en los mandatos de vacunación escolar contra el Covid-19 que permitirían a los padres optar por no vacunar a sus hijos en función de sus creencias personales.

El gobernador Gavin Newsom anunció en octubre que el estado requeriría que los estudiantes de todas las escuelas públicas y privadas recibieran la vacuna Covid-19, y el mandato entrará en vigencia para los grados siete a 12, después de que la Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU. (FDA) apruebe por completo la vacuna para los niños mayores de 12 años.

Actualmente, la vacuna Pfizer-BioNTech está completamente aprobada para mayores de 16 años, y existe una autorización de emergencia para las edades de 5 a 15 años.

Sin embargo, una vez que la vacuna esté completamente aprobada, los padres podrían citar creencias personales para optar por no vacunar a sus hijos.

Para todas las demás vacunas requeridas para asistir a la escuela en California, la ley estatal requiere una exención médica para omitir algunas o todas esas vacunas para la asistencia en persona a las escuelas K-12.

Los legisladores también han considerado nuevos requisitos de vacunas para adultos en el lugar de trabajo, aunque finalmente no se materializó un proyecto de ley el año pasado.

El proyecto de ley de Wiener es el primero en salir de un grupo legislativo de trabajo de vacunas anunciado el miércoles que está determinando qué pasos debe tomar la legislatura para mejorar las tasas de vacunación y la información errónea.

“Este no será el único proyecto de ley”, dijo Wiener.

La SB 866 permitiría que un niño de 12 años o más dé su consentimiento para recibir cualquier vacuna aprobada por la FDA y recomendada por el comité asesor sobre prácticas de inmunización de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU.

Esa lista incluye la vacuna contra el Covid-19 fabricada por Pfizer, así como vacunas contra la influenza, el sarampión, la varicela y otras.

Wiener dijo que el proyecto de ley se ajusta a la ley estatal actual que otorga a los menores de 12 años o más la capacidad de tomar decisiones de salud reproductiva, como obtener las vacunas contra el virus del papiloma humano y la hepatitis B.

“Se trata de empoderar a los adolescentes para que tomen decisiones sobre su propia salud y su propia seguridad”, dijo Wiener. “Casi un millón de adolescentes de California no están vacunados, y muchos de esos adolescentes se deben a que sus padres se niegan a vacunarlos o aún no lo han hecho”.

Las leyes de consentimiento de vacunas varían en todo el país, y Washington, D.C. y Filadelfia permiten que los niños mayores de 11 años sean vacunados sin la aprobación de los padres. Si la Legislatura aprueba el SB 866 y Newsom lo firma, el proyecto de ley entraría en vigencia el 1 de enero de 2023.

Leer más
* Tribunal declara ilegal el cierre de armerías por COVID en California
* Agotamiento de enfermeras ante el aumento de casos Covid causa estragos en hospitales de California
* COVID: California recibirá más personal médico y pruebas rápidas para enfrentar el aumento de contagios