Mia Malkova, estrella del cine para adultos, sale huyendo del castillo al que se mudó hace un año

La actriz Mia Malkova decidió decir adiós al castillo que tenía pensado transformar en un set de filmación para sus cintas eróticas

Mia Malkova compró el majestuoso castillo para cumplir sus fantasías.
Mia Malkova compró el majestuoso castillo para cumplir sus fantasías.
Foto: Ethan Mille / Getty Images

La actriz californiana Mia Malkova, de 29 años y quien es famosa por su rol en películas para adultos, salió huyendo del imponente castillo al que se mudó hace tan solo un año en la ciudad de Portland, en Oregon, ante sus deseos de volver a triunfar en Hollywood.

De acuerdo al diario The Oregonian, que fue el medio que dio a conocer la noticia, la reconocida celebridad y su pareja, Eli Tucker, organizaron para este fin de semana la venta de algunas de sus pertenencias, con lo que dejaron entrever que ya no había marcha atrás en sus planes de mudanza.

El castillo, que es conocido como Blackberry Castle, pasó a manos de la parejita tras adquirirlo por medio de un crédito, pero su cambio de vida los llevó a romper el trato y a buscar renegociar con Leslie Storey, a quien mes con mes de pagaban $25,000 dólares por concepto de hipoteca.

Afortunadamente para ellos, las negociaciones llegaron a buen término y solo perderán los $500,000 dólares que dieron como pago inicial, pero ya no deberán pagar ni un solo dólar más.

Con la partida de Mia y de Eli, Storey volverá a poner a la venta la propiedad tasada en $3.9 millones de dólares, pero, mientras eso sucede, la ofrecerá como destino vacacional.

La residencia, de 13,000 pies cuadrados de construcción y ubicada en un terreno de 6.4 acres, cuenta con cinco recámaras y con cinco baños, así como con diversos elementos relacionados a todo castillo, como es el caso de armaduras, escudos y torretas.

También tiene un vestíbulo, cocina, comedor, sala de estar, sala principal, sala de televisión, sala de cine, bar, cava de vinos, biblioteca de dos pisos, gimnasio con pared de rápel, entre otras habitaciones.

La recámara principal, que es donde Mia seguramente cumplió gran parte de sus fantasías, tiene un sauna y una bañera de hidromasaje, así como espacio para una cama grande y una chimenea en una pared de piedra.

En el exterior hay fuentes, extensos jardines, cancha de tenis, un viñedo y un espacio dedicado para la preparación de vinos con su respectiva cava.

El castillo está rodeado de altos y frondosos árboles, por lo que se cuenta con una privacidad envidiable.

La residencia no solo fue ‘comprada’ por la parejita con el objetivo de habitarla, sino que también para convertirla en un set de filmación de películas eróticas, pero todo se terminó quedando en buenas intenciones.

Planeaban desembolsar $1 millón de dólares en diversas adecuaciones, lo que incluía la instalación de un barco pirata y una piscina en una gruta, así como la remodelación de su habitación.

Sigue leyendo:

Así es la mansión de $103 millones de dólares donde se casarán Brooklyn Beckham y Nicola Peltz

Pese a que estaría más cerca de Kate, Eric del Castillo revela por qué ya no se mudó a Los Ángeles

Así era la famosa Mansión de Playboy que la conejita Holly Madison comparó con una secta

Conoce la casa de Edén Muñoz, el exvocalista de Calibre 50 que se lanzó como solista