Tormenta de invierno golpeará con fuerza de huracán el este de EE.UU.

Una fuerte tormenta invernal azotará con nieve, fuertes vientos e inundaciones costeras a varios estados del noreste de Estados Unidos

Las tormentas traerán nieve y hielo desde el centro al este de EE.UU.
Las tormentas traerán nieve y hielo desde el centro al este de EE.UU.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

El Servicio Nacional de Meteorología (NWS) pronostica que una fuerte tormenta invernal se desarrollará en el este de Estados Unidos para este fin de semana y se convertirá en una poderosa tormenta del noreste, que traerá fuertes nevadas y vientos y algunas inundaciones costeras en partes del noreste.

Se pronostican nevadas intensas, fuerte ráfagas de viento y peligros costeros por inundaciones desde Carolina del Norte hasta Nueva Inglaterra, con los impactos más significativos en el este de Nueva Inglaterra.

La tormenta invernal comenzará el viernes con un frente frío que se desplazará por el noreste y que traerá una nueva ráfaga de aire frío, antes del impacto potencial de esta tormenta. Luego, la baja presión se fortalecerá a medida que avanza en la costa este desde el viernes por la noche hasta el sábado, en respuesta a una perturbación que ocurre desde el oeste de Canadá hasta el centro y el este de Estados Unidos.

El gráfico ilustra cómo se forman las tormentas del noreste. Cortesía Servicio Nacional de Meteorología

“Es más probable que haya mucha nieve en partes de Nueva Inglaterra”, informó el Centro de Predicción del Tiempo el miércoles. “Todavía es posible que haya nevadas fuertes más al sur a lo largo de la costa este, incluidas las principales áreas metropolitanas de la I-95 desde la ciudad de Nueva York hasta Washington DC, pero eso es más incierto en este momento”.

Las alertas de tormentas de invierno ya están vigentes para el viernes por la noche y el sábado en partes de Nueva Inglaterra que pueden ver nevadas intensas desde el viernes en la noche.

Gran parte del este de Massachussets y Rhode Island están en alerta por posibles fuertes nevadas muy tarde del viernes al sábado, según la estación de NWS en Boston.

Es probable que esta tormenta invernal se convierta en un “ciclón bomba”, un término que usan los meteorólogos para un sistema de baja presión asociado con frentes con una presión central que desciende al menos 24 milibares en 24 horas o menos. Una tormenta con una presión más baja es más fuerte.

Pero lo que aún está en duda es la trayectoria exacta de este ciclón bomba en relación con la costa este, una incertidumbre que es típica cde pronósticos con unos días de anticipación.

Esa trayectoria futura tendrá un efecto dominó sobre qué áreas verán las nevadas, los vientos fuertes y las inundaciones costeras más importantes.

Pronóstico para el viernes

La tormenta estará en su etapa inicial de desarrollo el viernes.

Las lluvias de nieve se extenderán por partes de los Apalaches, el Atlántico medio y el noreste a medida que el frente frío mencionado anteriormente ingrese a la región temprano en el día. Las cantidades de nieve durante el día deberían ser más ligeras en la mayoría de estas áreas, aunque aún podrían crear condiciones de viaje resbaladizas.

Es posible que se desarrollen aguaceros en partes del sureste, particularmente cerca de la costa sureste.

La tormenta comenzará su fase de intensificación frente a las costas del sureste y del Atlántico medio el viernes por la noche.

La nieve podría extenderse por gran parte de las costas del Atlántico medio y del noreste durante las horas de la noche. Esa nieve tiene el potencial de ser más pesada en algunas áreas, pero eso dependerá de la trayectoria incierta de la tormenta. Es probable que los vientos también aumenten cerca de partes de la costa este, y comenzarán a formarse olas altas.

Con información de NWS, CNN y weather.com

Te puede interesar:

Cancelan más de 2,000 vuelos a causa de la tormenta invernal que se dirige al este de EE.UU.

Más de 60 millones en alerta por la ola de frío del fin de semana en Estados Unidos

Gran tormenta invernal traerá frío intenso y nevadas en gran parte de Estados Unidos