Gobernador de Texas amenaza con declarar “invasión” de inmigrantes y movilizar al Ejército

El gobernador de Texas Greg Abbott enfrenta preguntas legales y políticas sobre la posible declaración de invasión ante el arribo de inmigrantes indocumentados a la frontera del estado

CBP detiene a inmigrantes ante la barrera fronteriza en El Paso, Texas.
CBP detiene a inmigrantes ante la barrera fronteriza en El Paso, Texas.
Foto: HERIKA MARTINEZ / AFP / Getty Images

El gobernador de Texas Greg Abbott estudia la posibilidad de declarar una “invasión” por la creciente llegada de migrantes a la frontera mexicana con su estado, lo que le permitiría asumir poderes de guerra y ampliar las posibilidades de usar al ejército, según The New York Times.

Abbott está sopesando si invocar poderes de guerra reales para apoderarse de una autoridad estatal mucho más amplia en la frontera.

Podría hacerlo, argumentan los defensores del plan dentro y fuera de su administración, al declarar oficialmente una “invasión” para cumplir con una cláusula de la Constitución de Estados Unidos que dice que los estados no pueden participar en una guerra, excepto cuando “realmente están invadidos”.

Los principales abogados de Abbott y del fiscal general de Texas, Ken Paxton, se han reunido para debatir la medida, que pondría al estado en un choque frontal con el gobierno federal al permitir que la policía estatal arreste y deporte a los inmigrantes, según The New York Times, que cita a dos personas familiarizadas con estas conversaciones.

Abbott dice que sigue abierto a opciones, pero ha expresado su preocupación por las “consecuencias no deseadas” si no se toman medidas.

El gobernador Abbott ya movilizó a miles de tropas de la Guardia Nacional para que vigilaran los puestos fronterizos y ordenó inspecciones de seguridad de los camiones de mercancías provenientes de México, con lo cual causó una gran interrupción del comercio internacional.

“Si usamos esta estrategia, podría exponer a las fuerzas del orden en el estado de Texas a ser procesadas”, dijo Abbott durante una conferencia de prensa reciente. Pero, agregó: “¿Es algo que estamos investigando? Sí.”

Además, Abbot impulsó la construcción de 20 millas (32 kilómetros) de nuevas vallas fronterizas, ha destinado prisiones estatales para el internamiento de inmigrantes y pagó autobuses para llevar a los inmigrantes desde Texas a Washington DC.

La administración Biden ha desdeñado las acciones de Abbott en la frontera, a veces calificándolas de “truco político”, y no ha tomado medidas para intervenir, a pesar de los llamados de los demócratas de Texas para hacerlo. Cualquier intento de Texas de hacer cumplir las leyes federales de inmigración seguramente terminaría en los tribunales.

Aunque Abbott ha destinado más de $3 mil millones a la seguridad fronteriza y aprobó $500 millones adicionales el viernes, tiene poco que mostrar más allá de las incautaciones de drogas y las cifras de arrestos. Sus acciones estatales superpuestas respecto a la custodia de la frontera en la llamada “Operación Estrella Solitaria” no han frenado la avalancha de llegadas.

“Estrella Solitaria no ha movido la aguja ni un ápice por la simple razón de que no están devolviendo a la gente a México”, dijo Ken Cuccinelli, un alto funcionario del Departamento de Seguridad Nacional en la administración de Trump y partidario de declarar formalmente una invasión.

La administración Biden ha defendido ampliamente su manejo de la frontera y ha criticado elementos del impulso de Abbott. Texas “no necesita reemplazar a CBP en la frontera sur”, dijo Jen Psaki, secretaria de prensa de la Casa Blanca, refiriéndose a la agencia federal de Aduanas y Protección Fronteriza.

Alejandro Mayorkas, el secretario de seguridad nacional, solicitó más agentes de la Patrulla Fronteriza, pero le dijo al Congreso el miércoles que a pesar de heredar “un sistema roto y desmantelado”, la administración había “manejado de manera efectiva una cantidad sin precedentes de no ciudadanos que buscaban ingresar a los Estados Unidos”.

Te puede interesar:

Polémica por Título 42: Gobernador Abbott enviará a Washington a los migrantes que lleguen a Texas
Gobernador de Texas revoca la orden de inmigración que causó embotellamiento en cruces fronterizos
Gobernador de Texas pide donaciones para trasladar inmigrantes a Washington DC en autobuses