EE.UU. y México refuerzan “Operativo Espejo”, un trabajo binacional para detener migrantes en el Río Bravo

Se estima que decenas de policías y militares fueron desplegados en la ribera del Río Bravo- Río Grande en Coahuila y Texas para capturar a traficantes de indocumentados en el “Operativo Espejo” simultáneo que iniciaron autoridades en ambos países

El propósito es salvaguardar la vida y la integridad de los inmigrantes y frenar a los delincuentes que lucran con la necesidad de los indocumentados.
El propósito es salvaguardar la vida y la integridad de los inmigrantes y frenar a los delincuentes que lucran con la necesidad de los indocumentados.
Foto: Getty Images

En busca de detectar y contener migrantes, autoridades policiacas de ambos lados de la frontera realizaron el “Operativo Espejo” en las orillas del Río Bravo. Se trató de un trabajo binacional en busca de perfeccionar  la estrategia para frenar el paso de extranjeros de forma ilegal.

Para este entrenamiento, la Policía Estatal de Tamaulipas en colaboración con el Departamento de Seguridad Pública y del Departamento Militar de Texas, fueron los encargados de realizar el operativo.

Del lado estadounidense, las corporaciones texanas desplegaron lanchas y vehículos diversos y en territorio mexicano los policías estatales varias patrullas y una unidad Black Mamba.

El “Operativo Espejo” forma parte de los acuerdos con el Gobierno de Texas para llevar a cabo recorridos de seguridad y vigilancia en el límite fronterizo entre el estado de Tamaulipas y Texas.

Actualmente, mediante el programa denominado “Por Tamaulipas No”, la administración de Francisco García Cabeza de Vaca anunció que pondrá a disposición del Instituto Nacional de Migración (INM) a quienes sean detectados sin documentos de estancia en el país, de acuerdo al convenio que estableció la administración estatal con el gobernador texano Greg Abbott, que quiere contener tráfico de personas, drogas y armas entre los estados mexicanos colindantes con la Unión Americana.

Dicha estrategia “Por Tamaulipas No” considera la implementación de filtros de revisión en carreteras, presencia en terminales de autobuses y, como ahora, recorridos de vigilancia para detectar migrantes.

Desde que fue firmado el convenio mediante el cual Texas se comprometió a retirar las revisiones de autotransportes de pasajeros y cargas procedentes de México, en abril pasado, la Policía de Tamaulipas ha detectado 204 migrantes que ya fueron puestos a disposición del INM.

Leer más:
Gonzalo Fuentes, el más reciente caso de un veterano que pudo volver a EE.UU.
Mayorkas advierte que las leyes migratorias se seguirán cumpliendo con rigor en la frontera
CBP mantiene récords de detenciones: más de 234,000 migrantes en la frontera en abril