FAA reveló que archivos borrados por error fueron la razón de la suspensión masiva de vuelos del 11 de enero

La FAA anunció que el motivo de la suspensión de vuelos del 11 de enero se produjo a raíz de un error humano que afectó las comunicaciones entre los operadores en tierra y los pilotos

El fallo registrado el 11 de enero afecto a más 3,000 vuelos en todo el país que se vieron retrasados durante varias horas
El fallo registrado el 11 de enero afecto a más 3,000 vuelos en todo el país que se vieron retrasados durante varias horas
Foto: Shutterstock

La Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos informó que el motivo de la suspensión masiva de vuelos ocurrida el 11 de enero fue producto de un error humano. La autoridad aérea descartó que el fallo ocurrido pudiera tratarse de un ataque cibernético tal y como se planteó en un primer momento.

El anuncio se produce como parte de los resultados de una investigación interna realizada por la FAA en la que se descubrió que la causa del problema fue la eliminación, por error, de una serie de archivos imprescindibles para la operatividad aérea.

“Una revisión preliminar de la FAA de la interrupción de la semana pasada del sistema Notice to Air Missions (NOTAM) determinó que el personal contratado eliminó archivos sin querer mientras trabajaba para corregir la sincronización entre la base de datos principal en vivo y una base de datos de respaldo”, refiere el informe publicado por la autoridad aérea.

Para dar una idea de la magnitud del problema ocasionado por la eliminación de dichos archivos hay que recordar que durante la mañana del 11 de enero, todos los vuelos nacionales en el espacio aéreo de Estados Unidos fueron suspendidos durante algunas horas. La medida ordenada por la FAA a las aerolíneas tenía como objetivo que la agencia pudiera validar la integridad de la información de los vuelos que poseía de manera tal que pudieran garantizar su seguridad.

Esto se debe a que la falla registrada ese día comprometió el sistema diseñado para transmitir, desde tierra, a los pilotos mensajes sobre riesgos y restricciones en tiempo real. En la práctica esto representó que en caso de un incidente los operadores en tierra no hubiesen podido alertar a los pilotos a tiempo lo que en un caso extremo pudo haber desencadenado un accidente.

Se estima que durante las horas que duró el fallo unos 3,000 vuelos se vieron afectados  debido a demoras mientras que al menos otros 100 fueron cancelados.

La FAA indicó que tras este incidente se tomaron las acciones necesarias para garantizar que el sistema NOTAM sea más resistente y que una situación de este tipo no vuelva a repetirse en el futuro.

Esto también te puede interesar:
FAA ordenó a todas las aerolíneas pausar sus vuelos nacionales por una falla en sus computadoras
La Administración Federal de Aviación quiere multar por $160,000 a 8 pasajeros por viajar borrachos
Qué son los “vuelos fantasma” y por qué las aerolíneas no los cancelan