CDC continúa la alerta: no coman lechuga romana si no saben de dónde es

Continúa la advertencia sobre el brote de E. coli causado al parecer por lechugas romanas

La lechuga puede causar enfermedades si no está bien procesada y lavada.
La lechuga puede causar enfermedades si no está bien procesada y lavada.
Foto: Pixabay

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades siguen aconsejando a las personas que no coman lechuga romana a menos que sepan dónde se cultivó, 25 estados han reportado personas enfermas por comer este vegetal.

Parece que el brote de la bacteria E. coli, que comenzó en marzo, se relaciona con la lechuga romana cultivada en Arizona, pero los investigadores aún no están seguros de qué causó uno de los peores brotes de este tipo en los últimos años. Más de 120 personas han sido reportadas enfermas en más de dos docenas de estados, y al menos una persona ha muerto.

Consejos a los consumidores:

  • No coma ni compre lechuga romana, a menos que pueda confirmar que no proviene de la región productora de lechuga de Yuma, en Arizona.
    A menudo, las etiquetas de los productos no identifican las regiones productoras; por esa razón, no coma ni compre lechuga romana si no sabe dónde se cultivó.
  • Este consejo se aplica a las lechugas romanas enteras y los corazones de lechuga romana, la lechuga romana que viene cortada, la minirromana (baby romaine), la romana orgánica, y las ensaladas y ensaladas mixtas que contengan lechuga romana. Si no sabe si la ensalada mixta tiene o no lechuga romana, no la coma.