Qué son los decretos poderosos y cómo usarlos para tener prosperidad

Repetir estas oraciones puede darte la energía que necesitas para conseguir lo que esperas

Qué son los decretos poderosos y cómo usarlos para tener prosperidad
Los decretos usan el poder de la palabra.
Foto: Karolina Grabowska / Pexels

Hay quienes creen que la palabra tiene un poder tan grande que es capaz de hacer que las energías del universo fluyan a su favor para lograr una meta en particular, si así lo desean en el fondo del corazón. Es algo similar a lo que pasa con la oración; la fe puede hacer milagros, aseguran los religiosos.

En este sentido van los decretos. Se trata de una declaración de algo que ya sabes que va a pasar, que estás completamente convencido que sucederá porque lo intuyes y crees en ello.

¿Qué son los decretos?

La definición de decreto es la “decisión de un gobernante o de una autoridad, o de un tribunal o juez, sobre la materia o negocio en que tengan competencia”, según la Real Academia Española, y en el plano metafísico conserva esta esencia. La figura de autoridad somos nosotros mismos y tenemos competencia en nuestra propia vida.

La oración es cuando le pides a una deidad que te ayude a conseguir una meta o algo específico, mientras que un decreto es cuando estás convencido que será un hecho.

Sin embargo, no es tan sencillo como parece decretar que, por ejemplo “soy merecedor de todo lo bueno”, y es que se requiere de un trabajo interno bastante fuerte. El portal Familias.com explica que hay que poner a prueba el poder de nuestra palabra para ser testigos de cómo la vida cambia positivamente.

También lee: Cómo incrementar tu energía positiva en 5 fáciles pasos

Y es que no es tan fácil creer en nosotros mismos ya que podríamos tener la sensación de no poder lograrlo. Pero una vez que comprobemos que la palabra tiene el poder de transmutar la energía negativa en positiva y cambiar nuestro presente y futuro, será más fácil creer en nosotros. ¿Cómo empezar? Haciendo de los decretos un hábito en nuestra vida.

Decretos poderosos y efectivos

Según diversos autores, la repetición de los decretos se debe hacer por lo menos durante 21 días y 3 veces al día para que la energía positiva comience a fluir hacia ti. A continuación, te traemos algunos decretos para que comiences a practicarlos.

Decreto para la abundancia y prosperidad. “Yo soy la fortuna y la pobreza no cabe en mí, ni en los míos. Yo soy demasiado bueno para sufrir la pobreza. La abundancia viene a mí. Me declaro en la abundancia”.

Decreto para lograr lo que deseas. “Yo soy una ventana que siempre está abierta y que nada ni nadie jamás podrá cerrar. Yo soy un ser inteligente y capaz de conseguir y alcanzar lo que me propongo”.

Decreto para atraer el amor. “Yo declaro que hoy el amor de verdad llegará a mi vida y yo de mi parte estoy dispuesta, lista y preparada para acogerlo con infinita alegría y amor”.

Te puede interesar: Las mejores frases positivas para tener un día genial

Consulta tu horóscopo
de hoy