Biden propone $6 billones de dólares para mejorar la calidad de vida de los estadounidenses

El primer presupuesto de Biden pretende redistribuir la riqueza a más estadounidenses para lograr una mejor calidad de vida, invertir en tecnologías más limpias, en educación y construir una mayor infraestructura que genere mejor competitividad a Estados Unidos

El proyecto de presupuesto del presidente Biden aumentará la deuda federal a niveles que no se veían desde la Segunda Guerra Mundial.
El proyecto de presupuesto del presidente Biden aumentará la deuda federal a niveles que no se veían desde la Segunda Guerra Mundial.
Foto: MANDEL NGAN / AFP / Getty Images

Este viernes el presidente Joe Biden ha dado a conocer el primer presupuesto de su administración, se trata de un plan de $6 billones de dólares para el 2022 que busca invertir en infraestructura, educación y salud para que Estados Unidos sea más competitivo tras la crisis del coronavirus.

La propuesta pretende impulsar a los trabajadores, a las empresas y sobretodo a las familias con el objetivo de hacer crecer la clase media en toda la nación. Sin embargo, este presupuesto llevaría a Estados Unidos a registrar el nivel más alto en gastos desde la Segunda Guerra Mundial.

Biden busca financiar una amplia agenda económica centrada en los temas de educación, el transporte y en la lucha contra el cambio climático, garantizar por cuatro años más la educación pública, reducir los costos del cuidado de hijos y poder otorgar mayores permisos pagados para los trabajadores así como generar un impulso al uso del transporte eléctrico en toda la nación.

¿Cómo obtendrá Biden el dinero para el presupuesto?

Para lograr el objetivo el presidente solicitará un préstamo millonario durante los próximos 10 años para financiar esos programas que harán llegar la deuda a niveles nunca antes vistos con la esperanza de tener una base fiscal más sólida en el futuro.

Para que el plan se lleve a cabo el presidente propondrá mayores impuestos a los más ricos y a las grandes empresas a pesar de que los republicanos han advertido que esa estrategia podría reducir la competitividad de los negocios mientras que el dueño de Amazon, Jeff Besos, está de acuerdo en que las corporaciones deben pagar más para recibir más, a pesar de que la compañía ha sido criticada por no pagar los suficientes impuestos, incluido el presidente Biden.

La Casa Blanca ha insistido en que esos impuestos ayudarán a toda la economía, tanto a los empleados como a las empresas. Los trabajadores podrán ser más productivos y aumentar su nivel de gasto y las empresas se benefician con mayor infraestructura obteniendo mayor competitividad.

El nuevo presupuesto prevé duplicar la cantidad de ingresos provenientes de impuestos de las empresas para el 2025 en comparación con lo recaudado en 2020, es decir, el gobierno logrará recaudar cerca de $2 billones de dólares en una década de impuestos a las empresas y más de $750,000 millones de dólares por impuestos a las personas que ganen más de $400,000 dólares al año.

El plan ha obtenido las primeras reacciones después de que el periódico The New York Times informó el jueves que para el 2024 la deuda sería mayor en proporción a la economía que durante la Segunda Guerra Mundial, ante lo cual los republicanos en la Cámara de Representantes, han calificado el plan presupuestario como una locura.

La solicitud de presupuesto para el año fiscal 2022 al Congreso se dio a conocer este viernes justo cuando miles de estadounidenses se preparan para celebrar el fin de semana festivo del Memorial Day y cerca de 33 millones viajarán algún punto del país.

El plan parece ser un cambio radical respecto a las propuestas del expresidente Donald Trump que recortó los programas federales y solicitó al Congreso un mayor gasto militar.

Biden propone aumentar medio billón de dólares adicional en el gasto para los trabajadores de la salud y otorgar subsidios federales para las personas de bajos y medianos ingresos para comprar un seguro de salud durante la próxima década incluyendo los gastos en programas esenciales como el Medicare, Medicaid y la Seguridad Social que forman parte de los principales aumentos de la propuesta del gasto federal.

Relacionado: Los 21 estados que eliminan los beneficios por desempleo federales

El proyecto también incluye $1 billón de dólares en iniciativas relacionadas con el cambio climático para utilizar menos combustibles fósiles y generar más fuentes de energía de bajas emisiones.

Biden también pretende ampliar la red de seguridad social del gobierno para ayudar a más mujeres de todas las razas y a hombres afroamericanos para que tengan acceso al trabajo y puedan obtener un mejor salario.

Se espera que Biden logre el apoyo total de su partido en el Congreso mientras busca convencer a algunos republicanos. El Congreso podría utilizar el proceso de reconciliación presupuestaria para dar pie al presupuesto y aprobarlo.

Te podrá interesar: