Se espera que la planta hidroeléctrica de California en Lake Oroville cierre por primera vez en 50 años

Una sequía implacable y un calor récord, ambos agravados por el cambio climático, han hecho que el suministro de agua en el lago Oroville del norte de California se agote rápidamente

Se espera que la planta hidroeléctrica de California en Lake Oroville cierre por primera vez en 50 años
Una estructura que generalmente está bajo el agua, es visible en el lago Oroville .
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

El agua en un embalse clave de California caerá tan bajo este verano que su planta de energía hidroeléctrica se verá obligada a cerrar por primera vez desde que la inauguraron, dijeron funcionarios el jueves a CNN, lo que sobrecargará la red eléctrica del estado, ya en tensión por la ola de calor extremo.

Una sequía implacable y un calor récord, ambos agravados por el cambio climático, han hecho que el suministro de agua en el lago Oroville del norte de California se agote rápidamente.

Como resultado de los “niveles alarmantes”, los funcionarios probablemente se verán obligados a cerrar la planta de energía Edward Hyatt por primera vez desde que abrió en 1967, dijo a CNN la portavoz de la Comisión de Energía de California, Lindsay Buckley.

El agua en el lago Oroville, el segundo embalse más grande del estado, se bombea a través de instalaciones subterráneas para generar electricidad, que puede alimentar hasta 800,000 hogares cuando funciona a plena capacidad.

Si bien el nivel del agua en el embalse actualmente ronda los 700 pies sobre el nivel del mar, si continúa cayendo a la tasa actualmente proyectada a 640 pies, no habrá suficiente agua para continuar operando la planta Hyatt en dos o tres meses, coincidiendo con el pico típico del calor del verano y la temporada de incendios forestales.

“Si los niveles del lago caen por debajo de esas elevaciones a finales de este verano, el Departamento de Recursos Hídricos de California (DWR), por primera vez, cesará la generación en la planta de energía Hyatt debido a la falta de agua suficiente para encender las turbinas de generación eléctrica de la planta”, dijo Liza Whitmore, oficial de Información Pública de División de campo de Oroville de DWR.

Newsom declara emergencia en California

El anuncio se produjo cuando el gobernador de California, Gavin Newsom, declaró el jueves una emergencia por ola de calor en todo el estado, con temperaturas récord y un mayor uso de electricidad que agrega presión a la red de energía.

“En medio de una gran ola de calor que está estresando las redes de energía en los estados del oeste de Estados Unidos, el gobernador Gavin Newsom firmó hoy una proclamación de emergencia para liberar capacidad energética adicional”, dijo la oficina de Newsom en un comunicado de prensa.

La declaración del gobernador, citando “peligro extremo” de seguridad para los residentes debido a la ola de calor, suspende los requisitos de permisos para permitir el uso inmediato de generadores de energía de respaldo, para ayudar a aliviar el estrés en la red de energía del estado.

Los funcionarios de la red de energía de California han pedido a los residentes que reduzcan la energía hasta el viernes, especialmente durante las noches cuando el uso de la electricidad está en su punto máximo.

Reducir el uso de energía durante esta hora pico del día ayudará a evitar cortes innecesarios de energía y daños en las líneas eléctricas, dijeron funcionarios estatales anteriormente.

A partir de 2018, las centrales hidroeléctricas generaron alrededor del 13% de la electricidad del estado.

La planta de energía Hyatt es el cuarto productor de energía hidroeléctrica más grande del estado, según la comisión de energía del estado. Debido al ya bajo suministro de agua en el lago Oroville, la producción de la planta se ha reducido al 20% de su capacidad total y los funcionarios han confiado en otras instalaciones para evitar interrupciones importantes de energía en hogares y negocios, dijo Whitmore.

Una situación similar se estaba desarrollando en la presa Hoover, que forma el lago Mead, el embalse más grande de los Estados Unidos y produce suficiente electricidad para casi 8 millones de estadounidenses, donde los niveles récord de agua han reducido la capacidad energética en aproximadamente un 25 %.

Exhortan a ahorrar agua también

Además de alentar las medidas de ahorro de energía, los funcionarios de todo el estado instan a los californianos a reducir su consumo de agua tanto como sea posible durante los calurosos meses de verano que se avecinan.

Recomiendan reducir el uso de agua tomando duchas más breves, arreglando las goteras en el hogar, plantando árboles tolerantes a la sequía y reduciendo el riego de los paisajes domésticos. Algunos funcionarios en el norte de California ya han adoptado un enfoque más estricto al declarar una emergencia por escasez de agua y emitir restricciones obligatorias de agua que se castigan con multas por incumplimiento.