Jamie Oliver perdió 12 kilos comiendo más verduras y reduciendo su consumo de carne

El chef Jamie Oliver perdió 12 kilos sin seguir una dieta estricta. Lo logró con solo unos pequeños pero importantes ajustes en su alimentación: aumentó el consumo de verduras y redujo la ingesta de carne

El chef Jamie Oliver señala que su pérdida de peso fue rápida al sumar más verduras a su dieta.
El chef Jamie Oliver señala que su pérdida de peso fue rápida al sumar más verduras a su dieta.
Foto: Shutterstock

El famoso chef británico Jamie Oliver perdió 12 kilos sin someterse a una dieta estricta. Logró bajar de peso haciendo dos ajustes simples en sus hábitos alimenticios. The Naked Chef reveló que el cambio con el que logró la mayor parte de su pérdida de peso se debió a comer menos carne y más verduras.

Empujé la carne hacia abajo, empujé las verduras hacia arriba, dormí más y más movimiento”, dijo explicó durante una entrevista con Radio Times y comparte Express.

Oliver Chef dijo que no se estaba privando comer lo suficiente para sentirse satisfecho. Cuando comenzó a optar por comidas más saludables vio un efecto inmediato. Además de comer más verduras y menos carne, también durmió más y tuvo más movimiento.

Perdí 12 kilos bastante rápido y no lo hice por no comer. Comí mucho, más de lo que estaba acostumbrado”, explicó Oliver. Su amor por las verduras se reavivó cuando decidió crear un libro de cocina con recetas a base de plantas, Ultimate Veg, que se lanzó en agosto de 2019.

Oliver aumentó la proporción de verduras en su plato, también probó verduras nuevas e instó a las personas a comenzar a comer nueces por los beneficios que pueden ofrecer a la salud del corazón. “Te hacen la mitad de probabilidades de sufrir un ataque cardíaco. Aliméntalas también a tus hijos”, sugirió.

El influyente chef de Reino Unido hizo algo más, redujo su consumo de alcohol. Lo cual puede ayudar a perder peso, además de evitar aumentar el riesgo de enfermedades como el cáncer.

Los pasos seguidos por Oliver como comer más frutas y verduras, reducir el consumo carne y alcohol, además de dormir lo suficiente y mantenerse activo, son formas de perder peso y beneficiar la salud sin tener que someterse a dietas altamente restrictivas.

La Organización Mundial de la Salud recomienda comer más frutas y verduras, legumbres, cereales integrales y frutos secos como estrategia para reducir el sobrepeso.

Las frutas y verduras son nutritivas y la mayoría son bajas en calorías y en grasas. Añaden volumen a los platos y pueden dar la sensación de estar lleno gracias al agua y fibra que contienen, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Integra la mitad de tu plato con vegetales y frutas. Intenta incorporar color y variedad. Harvard no recomienda las papas por su efecto negativo en la azúcar en la sangre. En un cuarto de plato coloca granos integrales. Algunos ejemplos son la quínoa, la avena, pasta de trigo integral y el arroz integral. En el otro cuarto de plato coloca proteínas saludables como pescado, pollo o frijoles.

Te puede interesar: