¿Djokovic será deportado? Australia y Serbia abrieron conversaciones para resolver el caso del tenista

El serbio Novak Djokovic puede permanecer en el país a pesar de no estar vacunado contra el COVID-19, pero el gobierno australiano aún tiene potestad para deportarlo debido a sus normas sanitarias y migratorias

Novak Djokovic no podrá jugar el abierto de Australia.
Novak Djokovic no podrá jugar el abierto de Australia.
Foto: Thomas Kronsteiner / Getty Images

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, y su homóloga serbia, Ana Brnabić, conversaron este martes por teléfono de manera “constructiva” sobre el caso del tenista serbio Novak Djokovic, mientras Canberra sopesa si deportar al número uno del mundo a pesar de su victoria en los tribunales.

Djokovic consiguió este lunes permiso de un tribunal australiano para permanecer en el país a pesar de no estar vacunado contra el COVID-19 tras recurrir la revocación de su visado, aunque el Gobierno australiano sigue teniendo potestad para expulsarlo del país.

Según la Oficina del Primer Ministro australiano, Morrison explicó hoy a Brnabić las restricciones de entrada al país oceánico impuestas para combatir la pandemia, entre las que se exige la pauta completa de la vacuna contra la covid-19, aunque concede una serie de exenciones.

En un diálogo descrito como “constructivo”, Morrison aseguró a su homóloga que estas restricciones no son discriminatorias y han servido para proteger a la nación durante la pandemia, recoge el canal público ABC.

Por su parte, Brnabić pidió que Djokovic fuera tratado de manera justa y que sus derechos fueran respetados, recoge el canal público de radio-televisión serbio.

El incidente creado en torno a este caso ha afectado las relaciones bilaterales entre ambos países, especialmente a raíz de que el presidente serbio, Aleksandar Vucic, denunciara un presunto “acoso” contra el deportista por parte de las autoridades australianas.

Djokovic, de 34 años, llegó el miércoles de la semana pasada al aeropuerto de Melbourne, con una exención médica para no vacunarse al haber contraído recientemente el SARS-CoV-2, a pesar de lo cual las autoridades fronterizas le anularon su permiso de entrada y le enviaron a un hotel donde permaneció retenido hasta ayer.

Los abogados del tenista apelaron la decisión de las autoridades ante un tribunal de Melbourne que dio la razón al deportista serbio, quien ayer ya pudo entrenarse con libertad para preparar el Abierto de Australia que comienza el día 17 en la misma ciudad.

A pesar de victoria judicial, el ministro de Inmigración australiano, Alex Hawke, podría usar su potestad para revocar el visado de Djokovic y expulsarle del país.

RELACIONADO:

ATP no se expresa claramente sobre caso Djokovic y respalda la vacunación contra el COVID-19

La familia de Novak Djokovic denuncia la “tortura” sufrida por el tenista

La esposa de Djokovic dejó su mensaje: “La única ley que deberíamos respetar en todas las fronteras es el amor y el respeto”