Escasez de dióxido de carbono ocasiona crisis de cerveza en EE.UU. 

Desde hace varios meses, un problema en la falta de suministro de dióxido de carbono, un componente esencial en varios procesos de elaboración de la cerveza, está afectando la producción de la bebida en varios puntos del país

La falta de suministro actual de dióxido de carbono ha empujado a varias compañías a pagar hasta 3 o 4 veces más por su valor.
La falta de suministro actual de dióxido de carbono ha empujado a varias compañías a pagar hasta 3 o 4 veces más por su valor.
Foto: Shutterstock

Un problema en la cadena de suministro está provocando una crisis de escasez de cerveza en Estados Unidos. Cerveceros de todo el país están reportando retrasos en la producción de la bebida en el mercado debido a la falta de dióxido de carbono (CO2), un componente esencial en varios procesos de elaboración de la cerveza, desde la fermentación hasta el envasado.

La cervecera Nighshift Brewery, ubicada en las afueras de Boston, cerró una instalación después que fue avisada que el suministro de la materia prima se “cortaría en un futuro previsible” que se extendería a más de un año.

En otros casos, los productores han tenido que pagar hasta 3 o 4 veces más de lo habitual para poder conseguir el dióxido de carbono, lo que ha encarecido los costos de elaboración del producto y ha atentado contra la rentabilidad del modelo de negocio.

El origen de la escasez se originó en meses pasados en Jackson Dome, uno de los centros de producción de gas más grandes del país. Los altos niveles de otros hidrocarburos han llevado a que la producción de CO2 no cumpla con los estándares de uso de alimentos y bebidas. 

Pese a que se está trabajando en reestablecer el problema, algunos medios especializados han estimado que el suministro pueda restablecerse hasta el mes de octubre. Mientras tanto, algunas empresas como Nights Shift Brewing, en Massachusetts, han recortado varios empleos. 

Los cerveceros, en especial, los pequeños empresarios, han resentido con mayor fuerza los problemas de la cadena de suministro, al que se le suma la galopante inflación en el país.

“Se ha convertido en una lucha por mantener las puertas abiertas”, dijo al medio Axios Bart Watson, economista de la Asociación de Cerveceros, con sede en Colorado. 

En contraste con ellos, otras empresas no han padecido la ausencia del CO2 al usar tecnología innovadora para capturarlo de manera natural y almacenarlo para su uso futuro. 

Aunque en la actualidad los precios de la cerveza no han subido menos que el mercado más amplio de alimentos y bebidas, la situación podría experimentar un giro a medida que aumente el costo de los insumos.

Te puede interesar:
-Con la gente de regreso en los bares, el fabricante de Modelo y Corona asegura que el negocio de la cerveza se recupera
– Por qué el conflicto Rusia-Ucrania podría incrementar el precio de la cerveza
– Cerveza artesanal estadounidense podría aumentar de precio ante dificultades con los proveedores de latas de aluminio
– Samuel Adams creó una cerveza que es tan fuerte que está prohibida en al menos en 28 estados