Cierre indefinido del hipódromo de Santa Anita por muerte de 21 caballos en 3 meses

El anuncio se produjo después de que un caballo fuera eutanizado tras sufrir una lesión en una de sus patas delanteras el martes pasado

Defensores de los derechos de los animales protestan por la muerte de  caballos de carrera en los primeros dos meses de este año en el Hipódromo de Santa Anita de Arcadia.
Defensores de los derechos de los animales protestan por la muerte de caballos de carrera en los primeros dos meses de este año en el Hipódromo de Santa Anita de Arcadia.
Foto: MARK RALSTON/AFP/Getty Images

Desde el 26 de diciembre del 2018, el hipódromo de Santa Anita ha anunciado la muerte de 21 caballos de carrera. El 5 de marzo, el Parque de Santa Anita comunicó el cierre indefinido del hipódromo tanto para las carreras de caballos como para los entrenamientos.

El anuncio se produjo después de que un caballo fuera eutanizado tras sufrir una lesión en una de sus patas delanteras el martes pasado. El caballo era una potra de cuatro años.

Según el comunicado del hipódromo ubicado en Arcadia, California, “la seguridad, la salud y el bienestar de los caballos y jinetes es nuestra principal prioridad”, dijo Tim Ritvo, Director de Operaciones de The Stronach Group. “Si bien estamos seguros de que las pruebas adicionales confirmarán la solidez de la pista, la decisión de cerrar es lo correcto en este momento”.

El número es alarmante para un deporte en el cual el bienestar de los animales debería ser de primaria importancia. Sin embargo, el hipódromo aún no ha revelado reportes de investigaciones que permitan identificar la causa del aumento de lesiones.

Según un artículo de Los Ángeles Times, expertos han realizado investigaciones independientes desde diferentes ángulos, pero los resultados parecen ser de condiciones normales. Algunos han especulado que los dueños de los caballos los están medicando para esconder síntomas en sus animales en los exámenes veterinarios antes de la carrera. Sin embargo, las posibles causas no han sido corroboradas.

La temporada invernal y condiciones climáticas de este año posiblemente ha traído nuevos desafíos al hipódromo. Además, las condiciones de humedad del pavimento, y las bajas temperaturas podrían haber afectado a los caballos en modos que aún no han sido investigados.

En un comunicado de la Junta de Caballos de Carrera de California (CHRB por sus siglas en inglés) actualmente se “están examinando otras opciones para prevenir muertes adicionales. El presidente Chuck Winner ha pedido que el asunto se incluya en la agenda de la reunión de la Junta del 21 de marzo”.

Según datos publicados por la CHRB, Santa Anita registró 64 muertes de caballos en el hipódromo de Santa Anita entre julio del 2016 y julio del 2017 (26 de ellos en carreras y 28 durante entrenamientos). En el mismo período del 2018, reportó la muerte de 44 caballos (20 en carreras y 17 durante entrenamientos)

Activistas de grupos para la protección de animales han protestado por la preocupante cantidad de muertes que se han producido en un corto período de tiempo. Además, la presidente de Personas por el Trato Ético de Animales (PETA por sus siglas en inglés), pidió al gobernador de California, Gavin Newsom, que ordene el cierre del hipódromo y conduzca investigaciones sobre el uso de medicamentos para esconder lesiones de los caballos.