5 cosas que los mecánicos odian que hagan los conductores

Los mecánicos odian cuando un problema mecánico grave pudo haber sido arreglado con una visita de rutina
5 cosas que los mecánicos odian que hagan los conductores
Los cuidados que debes proveer a tu auto se encuentran en el manual del fabricante
Foto: Archivo / Shutterstock

De la misma manera que un doctor regaña a sus pacientes por lleva a cabo actividades que afectan la estabilidad de su salud, los mecánicos advierten y recalcan a sus clientes acerca de aquellas prácticas que perjudican la vida de sus automóviles.

Es por eso que aquí te compartimos 5 prácticas que enfurecen a todo mecánico y que debes dejar de hacer si quieres mantener la vida de tu auto larga y optima.

1.- Ignorar las luces del tablero

El tablero de tu vehículo es un instrumento importante para monitorear la seguridad de tu persona, tus pasajeros y tu motor. Este dispositivo contiene sensores, o testigos, que funcionan como alertas para prevenir daños severos en tu auto antes que estos ocurran. Cuando una de estas luces se prende, tu auto te está pidiendo a gritos que lo lleves al mecánico. Aunque las luces de este auto pueden varias desde llantas ponchadas hasta batería baja, las más importantes son la del motor y la de la falta de aceite. Mira: ¿Qué significan los sensores, o testigos, de tu tablero?

2.- Ignorar el sensor de falta de aceite / los cambios de aceite

Como se menciona arriba, la luz que indica la falta de aceite de motor es de las más importantes, y si se ignora, tu auto pudiera no seguir avanzando por muchas millas ya que este lubricante actúa como capa protectora entre los metales del motor para no fundirse a causa de la fricción. Mira: ¿Cómo elegir el aceite ideal para tu auto?

Y entre las razones que provoca que esta luz se prenda está la de olvidar llevar a cabo los cambios de aceite. Los cambios de aceite en un vehículo deben llevarse a cabo de acuerdo con las especificaciones de la marca que lo creó, escritas en el manual del fabricante. Sin embargo, la regla básica es cambiarlo cada 3,000 millas recorridas o cada 3 meses. Mira: Cómo chequear el aceite de tu motor

3.- Ignorar ruidos extraños en tu auto

Hay una serie de ruidos extraños que pueden provenir de tu auto, pero los que provienen del motor son los más importantes, ya que éste debe emitir un sonido suave y consistente. Mira: ¿Por qué no debes ignorar los “ruidos” de tu motor?

4.- Conducir tu auto cuando éste está sobrecalentado

Un motor se calienta a causa de una fuga en el congelante, una falla en el ventilador del radiador, una banda rota o un termostato atorado, entre otras posibilidades. Si se sigue forzando el motor, sin acudir con un mecánico para inspeccionarlo, el problema de enfriamiento pudiera convertirse en una catástrofe que rebasaría los miles de dólares e reparaciones.

5.-  Olvidar los servicios de mantenimiento

Si bien las visitas al mecánico ocurren por lo general cuando el auto se descompone, el manual del fabricante claramente especifica cada cuándo se debe llevar a cabo el servio del vehículo. Cuando los conductores se olvidan de las fechas de mantenimiento de un vehículo, pequeños problemas se acumulan y se vuelven es arreglo grandes y costosos.

Te puede interesar: