FOTO: Así se ve la erupción del volcán en La Palma desde el espacio

Solo el domingo, el Cumbre Vieja expulsó rocas del tamaño de un edificio de tres pisos y ese mismo día se registraron varios temblores en la isla

El volcán emite más de 4,000 toneladas diarias de dióxido de azufre a la atmósfera.
El volcán emite más de 4,000 toneladas diarias de dióxido de azufre a la atmósfera.
Foto: JORGE GUERRERO / Getty Images

Veintidós días han pasado desde que el volcán Cumbre Vieja, en La Palma, hizo erupción emitiendo toneladas de material volcánico a la atmósfera. A pesar de que los expertos en la isla indican que la actividad vulcanológica se ha mantenido estable, no ha dejado de estar activo y expulsando lava que, incluso, formó un delta que supera las 30 hectáreas mar adentro.

Según informó Reuters, solo el domingo el volcán expulsó violentamente rocas del tamaño de edificios de tres pisos hacia la superficie. Ese mismo día se produjeron varios sismos de baja intensidad que sacudieron la isla.

El satélite Sentinel-2 de la ESA captó el fin de semana la magnitud de la erupción en la isla, cuyos ríos de lava forzaron a los habitantes a subir a embarcaciones para llegar a su destino o a hacer recorridos de horas rodeando el contorno de La Palma.

Hasta el momento, el Cumbre Vieja ha provocado la evacuación de más de 5,000 personas en la isla.

El volcán emite 4,522 toneladas diarias de dióxido de azufre y 1,958 toneladas de dióxido de carbono, lo que según los científicos no representa riesgo alguno ni para residentes ni para visitantes de la isla.

La Cumbre Vieja es uno de los complejos volcánicos más activos de Canarias. En ella se han producido dos de las tres últimas erupciones registradas en las islas, el volcán San Juan, en 1949, y el Teneguía, en 1971, que provocó una víctima por inhalación de gases.

La Palma, como el resto de Canarias, es una isla de origen volcánico. Con una edad geológica estimada en dos millones de años, es una de las más jóvenes del archipiélago.

Con información de EFE.

Lee también: