Río atmosférico pierde fuerza al acercarse a Los Ángeles, pero aún lloverá

Se esperan lluvias ligeras con posibilidad de nieve (7.000 pies) y deslizamiento de tierra en zonas afectadas por los incendios del año pasado

Río atmosférico pierde fuerza al acercarse a Los Ángeles, pero aún lloverá
Las lluvias pueden disminuir en la noche del domingo hasta el lunes.
Foto: Getty Images

Las predicciones climáticas para esta semana en el sur de California incluyen dos tormentas que se desplazan desde el norte del estado. Según los últimos reportes del Servicio Meteorológico Nacional con sede en Los Ángeles, la lluvia se está desplazando desde la parte noroccidental del condado de San Luis Obispo hasta llegar a la parte sur del condado de Santa Barbara durante las horas de la mañana del martes.

Según el reporte, la tormenta comenzará a perder fuerza al llegar al condado de Los Ángeles en la tarde o noche del miércoles. Sin embargo aún se esperan lluvias con posibilidad de nieve (7.000 pies) y deslizamiento de tierra en zonas afectadas por los incendios del año pasado.

Las predicciones de lluvia para esta semana comprenden dos tormentas. La primera comenzará en el centro del estado y se desplazará hacia el sur, llegando al condado de Los Ángeles el próximo miércoles.

Se presentarán lluvias moderadas en los condados del Centro de California y fuertes lluvias costeras en el condado de San Luis Obispo.

Las lluvias en los condados de Los Ángeles y Ventura serán moderadas, según el NWS. Sin embargo, éstas pueden prolongarse a lo largo del día del jueves.

La segunda tormenta se espera desde el viernes y se prolongará hasta el domingo.

“Una tormenta más fuerte que, probablemente alcanzará la humedad subtropical”, se desplazará hacia el suroeste del estado la noche del viernes y continuará hasta la noche del domingo. “Es probable que esta tormenta produzca lluvias más importantes en toda la zona, junto con ráfagas de viento del sur al sureste” así lo informó el NWS.

Los Ríos Atmosféricos son regiones extendidas y angostas de vapor de agua fuera de los trópicos que se concentran en la atmósfera, las cuales suelen presentarse en zonas más cálidas. “Estas columnas de vapor se mueven con el clima, transportando una cantidad de vapor de agua aproximadamente equivalente al flujo promedio de agua en la desembocadura del río Mississippi” según un artículo publicado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica. Al llegar a California estos Ríos Atmosféricos se convierten en lluvia o nieve, descargando grandes cantidades de agua en todo el territorio del estado.