Dos niños vivieron con los cadáveres de sus padres por días. Policía revela detalles

La niña de tres años fue calificada como un "pequeño ángel" quien protegió a su hermano después de la tragedia

La Policía de Los Ángeles reveló nuevos detalles este martes sobre el homicidio-suicidio de los padres de dos niños quienes permanecieron atrapados en su propia casa “por días” en Chastworth, California.

Una niña de 3 años y un bebé de 3 meses, fueron hallados dentro de una casa el pasado 14 de abril. La oficial de la policía Maureen Ryan, calificó a la niña como “un pequeño ángel” quien logró “mantener vivos a su hermano y así misma”. Además dijo que la niña es una “heroe”.

De hecho, los niños permanecieron en su casa por al menos tres días, después de que su padre matara a su madre y cometiera suicidio. Los niños fueron hallados con vida pero con niveles de deshidratación. Los padres fueron identificados com Mihoko Koike Parsa, japonesa de 38 años, y David Parsa de 46 años.

El abuelo de los niños, quien sabía de los problemas de depresión de su hijo, llamó a la policía el domingo 14 de abril, pidiendo que se hiciera una visita de bienestar en la casa ubicada en el bloque 9100 de Foster Lane, Chastworth. Los oficiales fueron, pero no vieron nada sospechoso. Por lo tanto decidieron no entrar a la casa.

Algunos vecinos informaron a la policía que habían escuchado una pelea y sonidos sospechosos días antes. Sin embargo, el abuelo decidió entrar a la casa junto con algunos vecinos para revisar qué había sucedido. Tras ver los cadáveres y a sus nietos llamaron a la policía.

No ha sido posible determinar si los niños presenciaron el asesinato. No obstante, de acuerdo con las declaraciones de los vecinos a CBS la niña de tres años dijo que había escuchado a su mamá llorando y que había visto a su madre “arruinada”.