Grasa animal aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular, según nievo estudio

El consumo de grasa animal aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular, mientras que el consumo de grasa vegetal puede reducirlo, según una investigación presentada en la AHA. Un derrame cerebral puede llegar a causar la muerte

El consumo de grasa animal incrementa el riesgo de accidente cerebrovascular en un 16%.
El consumo de grasa animal incrementa el riesgo de accidente cerebrovascular en un 16%.
Foto: Los Muertos Crew / Pexels

Comer mayores cantidades totales de carne roja, carne roja procesada y grasa animal no láctea puede aumentar el riesgo de accidente cerebrovascular, mientras que consumir más grasa vegetal o grasa poliinsaturada lo reduce, según un estudio compartido por la Asociación Estadounidense del Corazón.

Mayo Clinic explica que un accidente cerebrovascular ocurre cuando el suministro de sangre a una parte del cerebro se interrumpe o se reduce, lo que impide que el tejido cerebral reciba oxígeno y nutrientes. Las células cerebrales comienzan a morir en minutos. Un derrame cerebral puede causar daño cerebral duradero, discapacidad a largo plazo o incluso la muerte.

En el estudio de 27 años, los investigadores encontraron que entre los 117,000 participantes del estudio, aquellos que comieron mayores cantidades de grasa animal no láctea tenían un 16% más de riesgo de accidente cerebrovascular en comparación con aquellos que consumieron las cantidades más bajas.

Las personas que consumían una porción más de carne roja total todos los días tenían un 8% más de riesgo de accidente cerebrovascular, y quienes consumían una porción más de carne roja procesada tenían un 12% más de riesgo de accidente cerebrovascular.

La carne roja incluyó carne de res, cerdo o cordero como plato principal, en sándwiches o platos combinados y carnes rojas procesadas. Las carnes rojas procesadas incluían tocino, salchichas, mortadela, salchichas, salami y otras carnes procesadas.

La grasa láctea no se asoció con el riesgo de accidente cerebrovascular. Entre los alimentos con este tipo de grasas se incluyen queso, mantequilla, leche, helado y nata.

Los participantes del estudio que consumieron la mayor cantidad de grasas vegetales y grasas poliinsaturadas tuvieron un 12% menos de riesgo de accidente cerebrovascular.

Para reducir el riesgo de accidente cerebrovascular, los investigadores recomiendan que las personas reduzcan la ingesta de carne roja y procesada, eliminen la grasa de la carne cuando la consuman y cocinen con aceites vegetales no tropicales en lugar de manteca de cerdo o grasa de res.

El cuerpo necesita que incluyas grasas en tu dieta, aunque no demasiada. Hay una variedad de alimentos que aportan grasas “buenas”, el pescado graso entre ellos. Las grasas no saturadas son beneficiosas porque pueden mejorar los niveles de colesterol en sangre, aliviar la inflamación, estabilizar el ritmo cardíaco, según la Escuela de Salud Pública de Harvard.

Te puede interesar:
5 alimentos que te ayudan a disminuir el riesgo de sufrir uno
10 alimentos que incluye la dieta MIND para la salud del cerebro
Qué comer para vivir hasta los 100 años
Insistían con que tenía colon irritable y al final tenía un cáncer terminal: qué alimentos evitar para tener tu intestino sano siempre